Octavio Hernández, la gran influencia 

Avatar
Posted on mayo 28, 2020, 9:53 am
11 mins

Para muchos, Octavio Hernández era un referente del ámbito musical en Tijuana. Para Memo García, nuestro director Erizo, “Bibliorock” fue una gran influencia.

1

Les contare un poco de mi relación con un gran maestro, precursor de la cultura independiente, melómano, periodista, promotor, cronista, amigo, influencia y en fin, un carnal muy simpático. Me refiero a Octavio Hernández Díaz , también conocido como “Blibliorock”​.

La primera vez que lo topé, caía la tarde entre brincos, alegría y sudor. Había un tumulto de mujeres y hombres de mediana edad, aunque también padres que acompañaban a menores como yo. Era el año de 1997 y en el ambiente se sentía una hermandad entre desconocidos disfrutando un gran momento de desenfreno. 

Esperábamos con ansias la salida al escenario de Café Tacvba, en los tiempos del disco Avalancha de Éxitos, mientras tocaban bandas locales en la explanada del Palacio Municipal. Octavio presentaba a cada banda antes de subir al escenario mientras se preparaban. Me intrigaba saber quién era el personaje de esa voz cantarina que salía por las bocinas, de humor negro con lenguaje ingenioso y cabello explotado. Ese día, entre la adrenalina y golpeteo armonioso del maravilloso slam, descubrí que había una escena local en Tijuana. Apenas iba en primero de secundaria.

2

Descubrí el maravilloso mundo de las tocadas y me volví adicto al slam y a los conciertos. Varias veces miré a Octavio en ellos, también en exposiciones. Pasaron un buen de años y por más amor, que por azares de la vida, comencé a organizar tocadas con bandas de compas y ayudándole a alguna que otra banda en temas de agenda para sus presentaciones. Lo que comenzó como un hobbie, se volvió un vicio. En una de esas, Lhabia, una banda que fue como un grado escolar en mi vida, comenzó a tener mucha actividad entre presentaciones y medios de comunicación. 

Una noche llegamos al Arca de Neón, un programa nocturno conducido por Octavio en Stereo Frontera (lo que ahora es Fusión 102.5 FM), para promocionar el primer show en Tijuana de la banda defeña Austin TV, donde Lhabia sería la banda telonera. Esa fue la primera vez que interactué con él. Estaba nervioso. Era mi primera vez en una cabina de radio. El programa comenzaba en punto de las 9:00 de la noche; eran las 8:55 y Octavio no llegaba. 

Las circunstancias hacían que creciera mi ansiedad al ver la puerta de la cabina cerrada. Casi a las 9:00 llegó Octavio abrazando discos compactos. Saludó de pasadita y se fue directo a la cabina del programador en turno, Fernando Fernández. Recuerdo que le entregó seis discos y le dio instrucciones sobre las canciones que se usarían. Luego salió y nos dijo algo así como “Buenas noches. Qué bueno que vinieron. Esto de andar a las carreras está cabrón”. 

Octavio nos invitó a salir al patio de la estación de radio, que tenía una vista impresionante en la ciudad. Yo estaba emocionado: por fin había conocido en persona a quien fuese un extraño durante muchos años. Salimos y nos dijo: “traje lonche ¿quieren?”. De su auto sacó unas cervezas Modelo y nos repartió a cada uno. Luego encendió un cigarillo que circuló entre todos. Lo que había sido ansiedad y nerviosismo se convirtió en un pre party. Estuvimos poco más de 20 minutos echando relajo con una hermosa postal nocturna de las luces de la ciudad. Al entrar a cabina, todo fue buena música, buena vibra, ocurrencias y risotadas inesperadas. Desde ese momento comencé a convivir con Octavio, aquel intrigante personaje en mi adolescencia.

El Arca de Neón – 102.5 FM

3

Era muy común encontrar a Octavio en el bar Zacazonapan y por la madrugada en el bar Nelson, donde parecía que pasaban lista de asistencia. Formamos una buena relación de estimación y debraye. Con el paso del tiempo, Octavio invitó a bandas con las que chambie durante años como Lhabia y Cáñamo, a conciertos memorables en el Festival Tijuana Interzona.

Maldita Vecindad (Archivo Festival Tijuana Interzona 2009)

Maldita Vecindad (Archivo Festival Tijuana Interzona 2009)

La cita era en la avenida Revolución y calle Primera, justo debajo del arco. Algunos de los conciertos que vivimos juntos fueron de bandas como Santa Sabina, La Barranca, Maldita Vecindad y Ozomatli, por mencionar algunos. Octavio fue iniciador de la tradicional costumbre de tomar unos cuartos del hotel Nelson como camerinos. Ahí tuve la fortuna de conocer a Rita Guerrero, en paz descanse.

Cáñamo (Archivo Festival Tijuana Interzona 2009)

Fue un honor haber llenado de vida la avenida Revolución en los años de pólvora en Tijuana. Siempre acompañado de Rosalba, su dama, confidente, socia, cómplice, empuje, respaldo y todo los adjetivos que pueden rematar en la expresión “junto a un gran hombre, hay una gran mujer”. Como el decía “El Rock Sin Mujeres es como un Bar sin Chelas”

Foto: Stefan Falke


En otras ocasiones, la invitación era de mi hacia él, como presentador en algunos shows, presentaciones de disco, aniversarios de bandas y tertulias musicales rutinarias.

Lhabia (Archivo Festival Tijuana Interzona 2008)

4

Nos hicimos bien compas, en repetidas ocasiones me dio quebrada de escribir en la revista El TijuaNeo, donde Octavio fue director, siempre motivando para difundir el acontecer de la ciudad en el ámbito artístico y cultural. Con el paso del tiempo, Brian Chávez, titular del programa radiofónico “Invasión Local”, me invitó a colaborar en la cabina radiofónica del Instituto IMER como co-locutor en el 102.5 fm en Tijuana.


Invasión Local – Fusión 102.5 Fm

Ahí fue donde tuve mi primer encuentro con las cabinas de radio detrás de los micrófonos entrevistando bandas, programando música, cotorreando con la audiencia que siempre estaba atenta a la regaladera de boletos para asistir a shows de bandas emergentes. En distintas ocasiones me tocó recibir a Octavio siempre como el padrino del Rock Underground en Tijuana, un invitadazo de honor, quien iba seguro a promocionar sus próximas aventuras musicales que gestaba incansablemente; la charla siempre daba para más que el tiempo al aire, no nos alcanzaba.


Radio Erizo – Fusión 102.5 Fm

5

Con el paso del tiempo, posterior a su partida de este mundo, he conocido en lugares muy random a diferentes personalidades entre periodistas, productores, managers y músicos con quien tuvimos de amigo en común a Octavio y siempre es recordado de manera grata y como una pieza fundamental en algún momento en el desarrollo de la construcción de algo propositivo, ya sean publicaciones de difusión, producción de conciertos, promoción radiofónica de la música. 

La más reciente fue con Rubén Albarrán a la salida de su show NoDjSet en Tijuana. Me tocó transportarlo a su hotel. Al principio del viaje le pregunté si deseaba ir algún otro lugar antes de irse a descansar y me contestó que sus estancias en Tijuana ya no son como antes, que si Octavio viviera no lo hubiera dejado irse a encerrar y hubieran extendido el encuentro hasta el amanecer dando el rol por diferentes lugares como su guía turística de la variedad nocturna, algo que siempre lo caracterizó. 

(Nelson Bar avenida Revolución).

Entre las anécdotas que compartió el vocalista de la legendaria banda Café Tacvba, en todas resaltaba que Octavio fue un gran amigo y aliado para la banda, pero lo que más me llamó la atención fue aquel dato curioso donde comentó que gracias a él, conocieron el tema de “Chilanga Banda”, pues en una venida a Tijuana y dando el rol en automóvil, Octavio puso el casete donde comenzó a sonar ese tema de Jaime López, que después se convirtió en un tema que marcó al público de  los tacvbos.

Octavio siempre fue un carnal echado para adelante, apoyó de manera permanente y desinteresada el desarrollo de la música, impulsado por su pasión en generar grandes momentos gestionando desde sus trincheras como promotor, periodista, locutor de radio y cómplice conspirador para lograr un crecimiento. 

Siempre estuvo abierto a escuchar cualquier propuesta y generar una opinión objetiva para crear oportunidades. En su camino conoció y apoyó a talentos que alcanzaron una canonización en la industria musical desde el inicio de sus carreras. Hoy por hoy, recordado con gratitud y nostalgia.

Comentarios
Avatar
Promotor cultural con incidencia de calle. Productor, Manager, amigo de las farras ... papá luchon en Erizo Media

Leave a Reply

  • (not be published)