La identidad en 'Born in East L.A.'

  • 14 Dec, 2020
  • Tocho Morocho

En el largometraje dirigido y protagonizado por Cheech Marin, Born in East L.A. (1987), podemos ubicar al personaje principal Rudy, quien es un mecánico que nace y vive en el este de Los Ángeles con su madre y su hermana.

La historia parte cuando la madre de Rudy le pide que vaya a recoger a un primo suyo cerca de una fábrica dentro de la misma ciudad. Al momento en el que Rudy llega a la fábrica en busca de su primo, es cuando una redada de ICE irrumpe en el lugar para arrestar a las personas indocumentadas que trabajan en ese lugar.

Rudy, al no tener sus documentos consigo, es tomado como un indocumentado más. Y así, es deportado hacia la ciudad fronteriza de Tijuana.

Los aspectos que llaman la atención para hablar sobre este filme, gira en torno a las interacciones que Rudy, como ciudadano estadounidense, pero con raíces mexicanas, lleva a cabo con oficiales de migración, otros ciudadanos estadounidenses y personas que viven del otro lado del bordo.

¿Qué papel juega el espacio de la frontera en relación a las cargas culturales de las que las personas parten para construir al otro? ¿Quién resulta ser externo al espacio?

El cine, si bien no construye totalmente, contribuye a partir de referencias culturales a representar formas identitarias, las cuales son mostradas en los personajes de este filme.

En Born in East L.A. la identidad es algo que se encuentra en constantes cambios. A partir del personaje Rudy, se ve una representación de identidad que va cambiando según el filme va desarrollándose.

Hall (1996) define a la identidad como un punto de sutura o punto de encuentro entre los discursos y prácticas que intentan representarnos o ponernos en nuestro lugar como sujetos que mantienen un discurso en particular.

Menciona también que estos discursos y prácticas se construyen o, mejor dicho, se afirman a partir del límite de la misma identidad. Y cómo a partir de la diferencia con los otros es donde se identifica el sujeto.

Uno de los ejemplos en este caso sería la escena en Born in East L.A., en donde Rudy llega a las oficinas de migración para intentar regresar a Los Ángeles. Rudy menciona “It's good to talk to an American” al acercarse al oficial de migración. En esta situación Rudy se identifica como parte de la sociedad americana, y da por hecho que el oficial también así lo ve.

Es luego de la discusión cuando el oficial menciona: “There's a phone booth outside in Mexico where you belong”, donde se marca esta diferencia y hace a Rudy notar a partir de las interacciones mostradas las diferencias que existen entre los sujetos y cómo, aun cuando Rudy es un ciudadano americano, no pertenece por completo a lo que es el “ser americano”.

Cómo Hall menciona, el sujeto toma esta “identidad” y dicha identidad se construye a partir de la ausencia desde el lugar del Otro, y por eso es que la representación de la identidad no puede ser adecuada en su totalidad subjetivamente hablando.

Es importante señalar el papel que juega la frontera en este filme en la construcción de las identidades, tanto del oficial de migración como de Rudy Robles. La identidad, como se mencionó anteriormente, es una carga de prácticas y discursos que refieren a una cultura en particular. Parece adecuado definir a la cultura. Lotman (como se citó Félix Berumen, 2005) define a la cultura como un mecanismo para facilitar la estructuración simbólica del mundo.

Lotman entiende a la cultura como un conjunto de normas para la producción de prácticas (textos) que se organizan para dar un sentido, a esto lo define como semiosfera. Félix Berumen (2005) parte de esta idea para desarrollar la función de la frontera como un traductor cultural.

Tomando este concepto de semiosfera que Lotman construye a partir de una analogía sobre el concepto de la biología (biosfera). Lotman asume que si bien existe un espacio semiótico en donde se produce esta organización de textos y códigos, es necesario que exista un no texto o bien en este caso una no cultura para marcar un límite en la semiosfera.

Podemos comprender a las fronteras (tanto en la cuestión geopolítica como simbólica) no como un muro, sino como una especie de filtro, membrana que además de contener cierta carga cultural, es capaz de realizar intercambios con lo Otro.

Ahora bien, ¿qué sucede con las identidades “unificadas” en relación a estos intercambios culturales? Se podría considerar que existe un factor en donde la función de identidad y semiosfera pudieran ser comprendidos como iguales.

La identidad es un conjunto de prácticas y discursos a menor escala que la semiosfera. Siendo esta última también un conjunto de textos y códigos, mantienen ambas una delimitación, en donde para ambos casos es necesaria la interacción con lo otro para la confirmación de dicha estructura organizada.

Es entonces importante señalar la mezcolanza que se produce en Rudy a partir de los intercambios que surgen en los espacios fronterizos como Tijuana y Los Ángeles. Desde un principio Rudy es presentado como un sujeto que, si bien, Rudy se identifica con la representación del ciudadano americano, se sabe que junto con él se desenvolvieron dos culturas distintas que convergieron en una nueva producción identitaria, el chicano.

Judith Hernández (2003) menciona que la frontera permite a los sujetos situarse en perspectivas específicas sobre cómo encarar los problemas inherentes a la vida en sociedad.

En el caso chicano, estos problemas se condensan en cómo (re)conocerse otro, ni estadounidense ni mexicano, más bien un mosaico formado por los intersticios de estas dos culturas. Ya que el chicano será (mal)interpretado por ambas partes, del lado estadounidense será visto como un mexicano más y desde la perspectiva del mexicano será visto como un traidor a la patria.

Realizando un breve recorrido sobre lo ya mencionado. Es importante remarcar la situación del sujeto (Rudy), cómo es que a pesar de él tener una identificación con un grupo identitario re-configura su identificación al interactuar con el otro y de esta manera comienza a adecuar nuevas prácticas y discursos para la construcción de una nueva identificación.

A lo largo del filme, esta nueva identificación del sujeto se va desarrollando y construyendo poco a poco, y no solo la de Rudy, sino que existe un proceso de intercambio a su vez con los sujetos externos que lo rodean, cambiando así la estructura de los discursos y prácticas que se desarrollan en estos espacios.

(Relato) "Juanito" por Iván Gutiérrez

Anterior

(Relato) "Juanito" por Iván Gutiérrez

(Galería) Denisse Guluarte: la fotografía de calle

Siguiente

(Galería) Denisse Guluarte: la fotografía de calle