La calavera literaria

  • 11 Nov, 2020
  • Legado

Una tradición que se pierde, versos que no fluyen y rimas que desaparecen en el Día de Muertos. Cada dos de noviembre alegran y fomentan la creatividad mediante un humor picaresco, junto a la sátira las llamamos “calaveras literarias”.

De antemano, sabemos que el Día de Muertos es una fiesta significativa llena de júbilo y solemnidad, que por desgracia se ve opacada, y más en región fronteriza, por el llamado día de brujas o Halloween.

Sin embargo, la solemnidad de esta festividad se ha mantenido a través de conmemoraciones en lugares públicos, escuelas, oficinas e incluso en algunas casas.

Algo a lo que también se le tiene que dar difusión, y que de alguna u otra manera siempre se ha rescatado, son los versos que se ponen en los altares, los cuales fueron inventados por Guadalupe Posada en la época del porfiriato y que aluden a un personaje que personifica a la muerte: la catrina, la cual ha sido parte de la idiosincrasia del mexicano, pero más que nada de su folclor que se afianzó mediante las calaveras literarias.

Paseando la muerte estaba

buscando a quién llevar,

de pronto una mujer paseaba

y con la catrina se puso a charlar.

Al ver que ella tenía escorbuto

las dos se pusieron a pelear

observando que su familia tenía luto,

la mujer no protestó en absoluto

 

Este recurso ayuda para burlarnos de la muerte, pero sobre todo proyectar problemáticas sociales. De alguna forma podemos echar a volar la imaginación y van acompañadas de esqueletos y cráneos que no son tenebrosos, sino todo lo contrario, llegan a ser muy animosos.

El cine club virtual de IMAC continúa este próximo viernes

Anterior

El cine club virtual de IMAC continúa este próximo viernes

The Fall of Colossus; Cambiar los paradigmas sociales mediante la música

Siguiente

The Fall of Colossus; Cambiar los paradigmas sociales mediante la música