Halia y la “Tierra de Nadie”

  • 28 Oct, 2020
  • Artes

Halia es un proyecto y el seudónimo de Fernanda Bañuelos, una ilustradora tijuanense de 23 años que, como artista, se enfoca mucho en los sentimientos y en la psicología del color.

Con el proyecto de Halia lleva ya tres años, en el que nos presenta personajes originales como “Kiu”, “Un amigo robot”, además de distintas historias cortas pero profundas que expresan pensamientos y vivencias de la autora.

En entrevista, Fernanda nos presenta su primer libro ilustrado, titulado Tierra de Nadie, un relato que nos recuerda que sin importar qué lugar del universo crees tener, siempre estarás en la órbita para ser parte de una historia improbable y maravillosa.

¿Quién es Halia?

Halia es un proyecto y mi seudónimo como artista que busca transmitir, se enfoca mucho en los sentimientos y en la psicología del color, me gusta mucho jugar con los colores y hacerlos sentir a través de ellos y también me gusta escribir.

Soy comunicóloga, lo de la ilustración lo aprendí yo sola y apenas me certifiqué en un diplomado en la escuela ESCENA, casi todo lo de la ilustración ha sido por parte autodidacta.

 

¿Cómo comienza este proyecto de Halia?

Comienza por ahí de hace dos o tres años cuando comencé a ir con mi psicóloga, ella literalmente me convenció de compartir mis escritos y mis dibujos, yo en ese tiempo no la estaba pasando tan bien y ella me dio como el último empujoncito que necesitaba para poder atreverme a ilustrar y estar a los ojos de los demás.

No es fácil subir tus dibujos sí siempre va estar alguien que te critique y que no le guste tu trabajo o que te diga que está mal, entonces era como este miedo que le tenía y ya después me atreví y me avente sin ver.

¿Qué es “Tierra de Nadie”?

Tierra de nadie es mi primer libro ilustrado y escrito por mí. Esta historia nació en una clase de la universidad que, como proyecto final, era el hacer un libro, muchos optaron por hacer compilaciones de poemas o cosas así, pero yo quise usar una historia propia, ilustrarlo y aventarme todo el rollo.

 

¿Cómo fue que decidiste realizar esta historia para un libro ilustrado?

Si me han preguntado que cómo fue que decidí usar esta historia, si tengo otras por ahí en mis redes, historias cortas que he publicado por ahí. Les dije que me decidí por esta historia en primera por las dos bases que tiene como escrito y segundo que esta historia tiene muchos “easter eggs” sobre lo que viví.

Pero realmente fue porque yo quería hacer una historia que todo mundo pudiera leer y le pudiera dar un sentido conforme a su experiencia. La historia no es muy explícita, no hay nombres, no hay nada y todo queda a tu imaginación y siento que la gente se puede proyectar muy bien en esta historia y eso era justo lo que quería, que fuera flexible a cada persona.

 

¿Qué buscas expresar a través de la historia de “Tierra de Nadie” y sus ilustraciones?

De Tierra de nadie lo que busco expresar, es las primeras dos bases que te decía donde la primera es hablar sobre cómo los humanos consumimos al planeta, hay referencias de cómo estamos buscando otro planeta al cual habitar, pero no pensamos en el daño que le estamos haciendo a este planeta, qué necesidad hay de ir a matar otro, esa es una de las primeras cosas que tiene Tierra de nadie.

La segunda podría decirse que es igual, pero pensar en que el planeta es una persona y llegará alguien que te pide las expectativas que tú no tienes porqué cumplir como persona, que llega y te dice “quiero que hagas esto y aquello” y tú estas como en tu comodidad y no vas a irrumpir porque alguien quiere cómo imponerse.

Así va la historia, va de este planeta que la comparan mucho con el planeta Tierra, donde los humanos intentan hacer crecer la flora y la fauna cómo crecería normalmente en el planeta tierra y ese es el conflicto que existe principalmente en el libro.

 

¿Cómo es el proceso de elaboración de un libro ilustrado?

El proceso de elaborar un libro si es enredoso, la verdad. Lo primero que yo hice fue ahorrar (ríe), porque no es algo barato imprimirlo y también tenerle fe, pensar “va, voy a hacer esto y probablemente no logre recuperar la inversión, pero logre sacar algo que a la gente le pueda llamar la atención y podrá abrirse las puertas a ilustrar más libros de otros autores” y pues esa era mi meta principalmente.

El proceso, aparte de tomar decisiones y querer aventarte todo el rollo, es encontrar una editorial que te acepte, porque no todas son tan amables como la que me tope, se llama Lapicero Rojo y lo bueno de ellos es que es una editorial muy joven y que está abriéndole las puertas a muchas personas de cualquier edad que quieran hacer ya sea su primer libro o sacar varios, agarran cualquier tipo de proyecto o algo que ellos ven que tenga potencial.

La verdad, son muy amables, me ayudaron con todo el proceso de registrar la obra, registrar mi nombre y seudónimo, hasta me ayudaron a registrar a uno de los personajes que tengo por ahí en mi cuenta. ellos me ayudaron a hacer todo el papeleo y solo me senté, firmé y pues obviamente pagué que esa fue la parte pesada. El trabajar para poder sacar adelante el proyecto, pero sí, creo lo más pesado es tomar la decisión de hacerlo.

 

¿Existen nuevos proyectos de ilustración para Halia?

Sí hay, quisiera poder sacar más historias, hace poco hice mi primer comic público, así ya como bien hecho, porqué había hecho antes algo parecido a los cómics, pero no eran tan largos como para llamarse como tal y les decía “short stories”, que son como cuatro o cinco cuadros con un pequeño poema o una pequeña historia.

Ahora quise ir más allá con este curso que tomé en ESCENA, hice mi primer cómic y me gustaría seguir haciéndolos con “Kiu” que es mi personaje, y poder llegar a más gente, sobre todos los niños. Que tengan un contenido independiente infantil, que no sean las cosas como lo tradicional que ven los niños. Que sea para niños, pero que también los adultos puedan disfrutar como de las pequeñas aventuras que va a tener mi personaje.

Así como otros proyectos, me gustaría poder ilustrar libros de otros autores, ahorita estoy aprendiendo a ilustrar poemas que no escribí yo y la verdad si es algo difícil y apenas voy aprendiendo pero esperemos me haga buena en esto para poder ayudar a todos los que están buscando ilustrar sus escritos.

Mario Molina; Uno de los tres premios Nobel mexicano

Anterior

Mario Molina; Uno de los tres premios Nobel mexicano

Hoy se celebra el Día Mundial de la Animación

Siguiente

Hoy se celebra el Día Mundial de la Animación