“El arte ha sido una herramienta de introspección, una válvula de escape y de transformación”: Lucy P. Tejeda

  • 13 Oct, 2020
  • Artes

Lucy Perez Tejeda (O con Lucy P. Tejeda en la mayoría de sus redes) es una ilustradora originaria de Puebla, Puebla, pero ha compartido sus 28 años entre Tijuana y entre Estados Unidos.

El arte siempre ha formado parte de su vida, como lo es en la mayoría de nosotros, pero pocos logran madurar junto con esta habilidad como Lucy lo ha hecho y aún menos, logran ser lo suficientemente vulnerable con ellos mismos y el papel para lograr crear una pieza que trascienda solo lo estético.

 

¿Cuánto tiempo llevas dedicándote a la ilustración? Cuéntanos un poco de tu trayectoria.

Desde niña dibujo y pinto, a los quince años fue cuando empecé a exponer en colectivos o en eventos locales, cositas informales, pero desde ahí empecé a agarrar mi rumbo. Hace unos ocho años empecé a hacer murales y arte urbano como stencils y stickers. También trabajé en un par de murales para locales y hace como tres años empecé a estudiar la carrera de diseño gráfico, eso me ayudó a formalizar mi estudio; hace año y medio empezamos con un proyecto que se llama La Nueva Lotería.

 

¿Cómo describirías tu trabajo a alguien que apenas se está sumergiendo a este lado del arte o que apenas está comenzando a descubrir lo que es el feminismo?

Mi trabajo, porque no tuve la oportunidad de estudiar ni artes ni diseño gráfico desde morra, yo digo que es una oportunidad muy grande el no academizar las experiencias. Entonces, la ilustración y la pintura desde mis vivencias lo he podido proyectar desde la visceralidad y desde la entraña. Entonces, eso me ha permitido ser bien sincera del mensaje que estoy exponiendo.

Al principio, cuando yo empecé a compartir mis trabajos, eran puros monstruos ¿y que quieren decir los monstruos? Pues eso, una visceralidad, una proyección de mi vida y los monstruos también hablan mucho de la sombra, de su manejo, de estos lados que no estamos acostumbrados a reconocerlos en nosotros mismos, pero es parte de nuestra naturaleza.

¿Cómo logras relacionar el activismo con el arte que creas?

Cuando empecé a saber la importancia del mensaje en la ilustración y la pintura, empecé a tomarlo un poco más en serio, sin perder la esencia, esa es como una batalla yo creo de todos los creativos. ¿Cómo le vas a hacer para que tu mensaje sea responsable contigo mismo, con tu comunidad, pero que al mismo tiempo no pierdas la esencia? Yo creo que la ilustración me ha permitido sumergirme en esto del feminismo, porque estoy hablando de mis propias experiencias, de los contextos machistas, sexistas y misóginos en los que he estado relacionada.

A partir de eso utilizó la ilustración y la pintura como un método de canalización, primero canalizar mis emociones, verlas, reconocerlas. Ponerles un nombre y luego compartir con las demás personas y decir: “Esto está sucediendo en mi vida ¿Que sucede en la tuya?” y a partir de eso entablar diálogo. Cuando entablas diálogo te das cuenta que no eres la única, a partir de eso también me parece muy bello que, si hay un espacio para las resoluciones, si hay un espacio para encontrar alternativas de cómo enfrentamos esto de manera individual y manera colectiva.

¿Qué opinas cuando la gente que comenta que asuntos políticos deberían estar separados del arte?

Yo creo que no, para nada. El arte es político y el arte es una representación de que tan jodida está la sociedad y también es una presentación de qué tan chingona puede ser; puede ser una proyección del individuo. Sí he escuchado ese comentario antes, pero creo que cuando lo he escuchado es justo para invalidar la importancia del arte en asuntos políticos, porque el arte está manifestando partes oscuras ya sea de un individuo, de un grupo o de una sociedad, que normalmente no estamos acostumbrados a ver o reconocer o hablar de ella. Entonces obviamente que va a incomodar y obviamente que va a ser polémico y siento que estas mismas esferas de poder es lo que menos quieren, pero es lo que más se necesita. Porque el arte está para reflexionar, para impactar y para poner estos temas sobre la mesa y como te decía el antes, en el mejor de los casos transformar, proponer alternativas. Entonces sí, creo que definitivamente cuando hay esta opinión es justo para menospreciar la importancia del arte, el arte está en todo y se puede hacer una relación del arte con cualquier cosa es algo tan humano como la misma naturaleza.

¿Cómo crees que tu trabajo ha cambiado entre más has conocido o explorado sobre ti misma?

Definitivamente el arte ha sido una proyección de todos mis procesos emocionales, mentales psicológicos y espirituales. Al principio, justo porque no tenía las herramientas teóricas por esta cuestión de que no fui a escuela de artes o de diseño hasta mucho después, pues yo solo pintaba como me sentía; aún conservo mis cuadros y con los años se me hace muy introspectivo acordarme y ver el cuadro, porque ahora tiene mucho sentido como hay ciertos elementos arquetípicos en cada pintura que definían ese estado psicológico.

Entonces, definitivamente, yo creo que el arte, la ilustración, la música, cualquier rama creativa, nos invita a hacer eso, a echarnos el clavado con nosotros mismos y darle un nombre a lo que estamos sintiendo.

Mi trabajo me ha ayudado mucho a conocer esas partes que normalmente no les puedo poner nombre o hasta el mismo lenguaje que estamos acostumbrados a tener se queda muy limitado, a veces yo me quedaba: “Uta pero, ¿Cómo voy a explicar lo que siento con el amor? ¿Como puedo explicar lo que siento con una violencia?” Entonces, a través de toda esta composición, el color, de las formas, de la textura, eso también habla y eso también es un lenguaje.

El arte ha sido una herramienta de introspección, una válvula de escape y de transformación. Yo no sé qué sería de mí, si no tuviera estas canalizaciones y sí, al principio sí fue duro reconocerme y aceptar que este era mi destino por todas las creencias, todas las creencias que cargamos como mujeres que no somos lo suficiente, aparte cargarle la creencia de que no se vive del arte, estuve cargando eso por 10 años, más de 10 años y apenas puedo confirmar que no es así que aunque sí fueron creencias que fueron fundamentadas desde la niñez. Afortunadamente, ahora tenemos la libertad de poder escoger lo que queremos creer y en esa selección ahí podemos vivir esa libertad entonces yo me siento muy afortunada y muy agradecida con la vida de que puedo disfrutar de esa libertad y conectar con personas y que sea una fuente de ingresos para mi estabilidad personal.

¿Qué percepción te gustaría que tu audiencia o tal vez solo un espectador promedio tuviera de ti o de tu trabajo?

Yo creo que eso depende de cada quien, eso es la misma libertad que cada quien decide tener sobre el trabajo creativo de los artistas, de los diseñadores, de los músicos. Creo que definitivamente lo que estoy tratando de proyectar es el compromiso de la responsabilidad social, individual y en colectivo.

Ya lo que diga mi trabajo o no, lo que cada quien quiera interpretar, eso es parte del chiste ¿A ti que te dice lo que ves? Como tú te ves a través del trabajo de los demás y a partir de eso creamos estas conexiones que fortalecen estos vínculos humanos, eso es algo que cada quien le corresponde como espectador.

¿Qué le dirías a las mujeres que temen expresarse a través de su arte?

El miedo es parte del proceso y hay una frase que dice: “Cuando lo haces con miedo lo haces dos veces.” El miedo es parte de nuestra naturaleza humana y quien diga que no, pues, quizá ya alcanzó un estado consciencia más elevado que nosotros los mortales todavía no llegamos. Pero es abrazar esa misma vulnerabilidad, si tienes miedo ¿Cómo podrías representar el miedo a través de una pieza? ¿Qué tienes que decir sobre el miedo?

Si tienes cualquier sentimiento, emoción, situación por la que una mujer esté pasando busca utilizar todas estas herramientas creativas que están ahí. Existen, están dispuestas y disponibles a que las tomemos y les demos voz y creo que hay una idea bien errónea de que para hacer arte o ilustraciones o todas estas cuestiones creativas se necesita material caro o inaccesible y realmente no. Para expresarse la misma naturaleza nos da todos los recursos que necesitamos, para poder expresarnos con los pigmentos naturales, la tierra, la misma agua es el líquido que necesitamos para diluir todos estos materiales, las mismas piedras y también, darle un significado a estos materiales, ¿Que representan para nosotras? De ahí se puede crear toda una composición.

Mi respuesta sería invitarlas a que se echen el clavado, es algo que vale mucha la pena porque no hay pierde, en el sentido que está ahí para que te veas, para que te proyectes, para que le des un nombre y que luego te animes a compartirlo, que eso es lo más chingón de todo esto, el compartir, que no se quede solo con nosotras. Ahí te puedes dar cuenta que una no se está sola en este proceso y en esta lucha, se pueden fortalecer todos los vínculos que están ahí disponibles y que existen en la comunidad.

Creo que justo ahorita más que nunca, ahora que ya se están poniendo tantos temas sobre la mesa es seguir rascando, es seguir pedaleando, a que vamos a seguir hablando de esto, vamos a seguir incomodando y por más polémico que resulte o caótico, eso es una reacción, justo la polémica y ese tipo de reacciones era porque ya era necesario hablar de esto. Abracen su miedo, abracen su vulnerabilidad, denle un lugar, es más, yo siento que todas estas emociones son para agradecerles y honrarlas de que nos conforman.

 

Se puede encontrar más de sus ilustraciones y reflexiones en su cuenta de Instagram en em>@ouch.1992.</em

“Corriente”, el sorprendente video musical inspirado en la serie ‘Stranger Things’

Anterior

“Corriente”, el sorprendente video musical inspirado en la serie ‘Stranger Things’

Cinco años de la revista El Septentrión; Entrevista con Asael Arroyo

Siguiente

Cinco años de la revista El Septentrión; Entrevista con Asael Arroyo