Homofobia, la sombra que México quiere ocultar

Erizo Media
Posted on mayo 17, 2020, 1:29 pm
5 mins

De 1995 a 2020 existe un registro de 1,644 crímenes de odio contra la comunidad LGBTI. Parece una cifra pequeña, sin embargo, cuando leemos en qué forma se cometieron estos abusos podemos darnos cuenta de las atrocidades contra homosexuales, lesbianas y personas trans.

Por Eriko Stark

 

La historia de la homofobia en nuestro país es un espejo cruel, resultado de la constante impunidad y humillación; una deuda que ningún gobierno ha podido pagar en México por una evidente razón, todos nuestros gobiernos, tanto de izquierda como derecha, odian profundamente la homosexualidad.

Las instituciones que defienden los derechos humanos, en conjunto con activistas de la comunidad LGBTI, tomaron la decisión de comenzar a documentar la muerte en nuestro país desde 1995 pero, esta historia tiene antecedentes más dolorosos, motivo por el cual no existe un registro solido del siglo XX y sus crímenes de homofobia.

El 17 de mayo de 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la homosexualidad no es una enfermedad psiquiátrica, y desde entonces se conmemora el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia.

Esto ayudó a México, ya que debido a ello en el país se dejó de buscar una cura para la homosexualidad, enfocándose a la lucha jurídico social (existen registros de 1985 en donde la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolla libros y tesis que siguen buscando la cura de la homosexualidad desde la psicología y psiquiatría, de hecho, hasta fecha, México sigue promoviendo las terapias de reconversión).

En junio de 1991, el presidente Carlos Salinas de Gortari comenzó a tomar control sobre el estado de Chiapas, con ayuda del gobernador local Patrocinio González, en conjunto con fuerzas paramilitares, comenzaron una operación secreta de asesinato masivo contra homosexuales de la región de Tuxtla Gutiérrez.

En esta operación militar fueron ejecutadas 13 mujeres transgénero de las cuales existe un registro, sin embargo, la verdadera cifra ronda entre 25 ejecuciones para instaurar el terror en una población pacífica.

El último asesinato hizo que el levantamiento zapatista se pronunciara a favor de los homosexuales, siendo el primer ejército en toda Latinoamérica en luchar por las poblaciones LGBTI que estaban sufriendo.

El único documento que detalla la violación de los derechos humanos y expone los crímenes contra la lesa humanidad es la crónica del periodista Víctor Ronquillo. La muerte se viste de rosa, es la primera novela gay de no ficción del siglo XX que relata muerte a muerte la agonía de nuestras hermanas trans en México.

Los crímenes no fueron resueltos, ningún militar fue encarcelado, el gobernador Patrocinio González recibió la medalla “Miguel Álvarez del Toro” en 2018 por sus logros a la preservación de tierras ambientales y a la defensa del patrimonio chiapaneco durante su mandato. Medalla propuesta y entregada por el actual gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, quien pertenece al partido de la Izquierda (Morena).

Es interesante que la izquierda morenista le otorgó un premio a un asesino del PRI. Cabe destacar que el primer año de Morena se cometieron más crímenes de odio contra la comunidad lésbico, gay, trans, 117 asesinatos en 2019, su mayoría impune, algunos de estos casos se alteraron y destruyeron las pruebas para no evidenciar nombres de inversionistas y funcionarios que trabajan con el actual gobierno.

Estas cifras documentadas en condiciones deplorables son a penas una pequeña mancha de la sombra que México quiere ocultar, son más de cinco mil crímenes de odio en tan solo 25 años, muchos de ellos impartidos por el sistema de justicia. Homofobia, práctica constante y divertida en México.

*Eriko Stark es fotoperiodista e investigador de la comunidad LGBTI, radica en la Ciudad de México.

Comentarios

Leave a Reply

  • (not be published)