El arte de manifestarse

Alejandra G. Sánchez
Posted on octubre 05, 2020, 5:45 pm
7 mins

El arte es la expresión de sentimientos y emociones universal con la que de una u otra manera nos podemos sentir identificados, existen muchos tipos de arte y artistas que en sus creaciones logran transmitir ideas y significados.

Usualmente, el arte suele relacionarse con sentimientos positivos, sin embargo, es importante recordar que no se trata solo de eso, también existe como una forma de protesta, es cuando el arte habla y está en nosotros el saber escucharlo.

A lo largo de los años se ha visto una evolución en esta industria y cómo mediante su exposición se logra cautivar a las audiencias, desde una pintura en algún museo, hasta un graffiti en la calle.

En palabras de la ilustradora y activista Lucy P. Tejeda, a quien se le atribuye su participación en el proyecto: La Nueva Lotería, en el que se abordan temas como los métodos antifecundativos, infecciones de transmisión sexual, conceptos feministas, conceptos de salud física y mental, derechos y mujeres de la historia:

“El arte está hecho para crear conexiones, para hablar, para impactar, para reflexionar, para transformar, entre las mismas personas independientemente de su estado económico, político, social… Yo siento que el arte urbano es la máxima representación de este ideal”.

En el mundo han existido miles de situaciones en las que la lucha ha sido el protagonista para lograr el cambio y el arte nunca se ha quedado fuera. Artistas y activistas han usado su talento como un medio de postura frente a estas, como un modo de alzar la voz en nombre de aquellos que no han sido escuchados.

Foto: Lucy P Tejeda

Los sucesos del pasado 15 de septiembre en las instalaciones del Centro Cultural Tijuana (Cecut) por parte de colectivas feministas (anti grito), son un ejemplo de cómo el arte se involucra en una lucha logrando que a una minoría se le otorgue atención, demuestra el reflejo que existe en el entorno social, económico y político que se vive en la actualidad y como el uso de espacios públicos son utilizados con el fin de informar al público sobre la causa.

Al realizar estas acciones no se busca el enojo o la indignación de la sociedad, se busca reconocimiento, solidaridad, comprensión y reflexión frente a esta problemática que concierne a todo el país. Si al mirar monumentos vandalizados, graffitis y protestas en las calles, tu reacción es sentir molestia, o el típico “esas no son formas”, es necesario recordar que en momentos de injusticia y opresión no se pide permiso para reaccionar.

Vianka Robles Santana, quien funge como directora del Cecut, mostró respeto al derecho a la manifestación y a dejar a la vista los mensajes pintados en las instalaciones, según un comunicado emitido por la misma institución.

Sin embargo, cinco días después cualquier evidencia de lo ocurrido fue borrada bajo el argumento de que al ser un organismo federal tienen la responsabilidad de resguardar el patrimonio del inmueble.

El propósito de estas protestas siempre será llegar al cambio, no hay que desviar la atención de su objetivo para fijarnos en el método, porque esa no es la cuestión.

Foto: Lucy P Tejeda

Como comunidad es necesario buscar el bien común y de suma importancia mostrarse empático con la situación, ya no son tiempos de censurarse unos a otros o de guardar silencio por preocuparse en el qué dirán.

A través de la historia se ha contribuido a continuar con patrones en los que se desventaja al género femenino, de diversas maneras y en contextos relevantes para la humanidad. El artista y diseñador tijuanense Jofras, menciona respecto a esta repetición y el papel que juega el género masculino en esto:

“Construirse como un nuevo hombre es un trabajo creo que al que estamos invitados todos los varones, también hay que señalar que somos parte de una sociedad misógina que invisibiliza la violencia contra las mujeres porque así conviene… Y esta es una organización aceptada tradicionalmente.”

Incluso hace mención de cómo el Estado contribuye negativamente en lugar de hacer todo lo contrario: “Las mujeres están señalando que las autoridades, tanto el sistema judicial como las policías, no sólo falla en crear un ambiente libre de violencia sino también se convierten de manera activa en agresores, agresores que son pasivos cuando existe negligencia en el esclarecimiento, seguimiento de los casos y procesamiento de personas indiciadas, pero al mismo tiempo hay agresores activos en las policías y yo creo que este ha sido uno de los elementos que ha aglutinado al movimiento feminista…”

El no encontrar apoyo en los que se suponen deben resguardar y ver por el bienestar de su población es una razón más para continuar trabajando para lograr cumplir con la finalidad de todo este suceso.

En todas partes hay representaciones artísticas, creadas por una razón, si al mirar murales o monumentos vandalizados, arte urbano hecho por feministas u obras incómodas que expresan la violencia, te incomodan o te son difíciles de digerir, es el momento de reflexionar por todas las muertes, desapariciones, acoso y sin fin de agresiones hacia la mujer. Tal vez después logres percibir y entender el coraje y hartazgo que hay detrás de todo este movimiento y que todo lo que han hecho no es ninguna exageración.

Comentarios
Alejandra G. Sánchez
Soy originaria de Tijuana y estudio la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UABC. Me gusta leer y viajar porque con ambas cosas puedo conocer lo qué hay en el mundo.

Leave a Reply

  • (not be published)