Han pasado casi siete años desde aquel 29 de septiembre de 2013, cuando “Felina” se estrenaba a través de la pantalla de AMC, dándonos así, uno de los finales más épicos para la que hasta ahora es considerada como una de las mejores series de la última década: Breaking Bad. Cómo olvidar ese desenlace tan álgido entre Walter White y Jesse Pinkman en su cruzada por producir, la mejor metanfetamina de todo Albuquerque. 

Por Emilio Reyes
Sin embargo, para su creador Vince Gilligan, la historia podía tomar otros rumbos e incluso, traer de vuelta a uno de sus personajes más emblemáticos y claves en toda la historia de Breaking Bad: Saul Goodman. El famoso y astuto abogado que siempre encontraba la manera de zafarse de los problemas y tener extrañas pero efectivas soluciones a los mismos. 
Cambio de Rumbo
Lo que en un principio se planeó como un producto intertrama, es decir, que iría acorde a la cronología original de la historia al mismo tiempo de estos, terminó siendo una precuela que nos abriría la puerta a los orígenes de tan amado personaje. Y fue así, como después de dos años de espera, los fanáticos vieron el primer episodio de Better Call Saul. Ahora, cinco años y cinco temporadas después, no podemos evitar preguntarnos ¿Cómo finalizarán las aventuras de este abogado?
Con sólamente una temporada faltante para el desenlace de este personaje y un montón de misterios sin resolver, sólamente nos queda esperar y tener esperanzas altas que este final esté a la altura del antes mencionado de su “hermano mayor” Breaking Bad o… ¿Quién sabe? Tal vez hasta mejor. 
El alumno (puede) superar al maestro
De los grandes retos que implica el crear una serie “spin-off”, es la de igualar o mejorar a su original. Tal es el caso de series como Joey (De “Friends”) o Ravenswood (de “Pretty little liars”) quienes fracasaron miserablemente en su intento por querer entregar una serie de este tipo.
Sin embargo, para Better Call Saul, el éxito fue todo menos una sorpresa para actores, guionistas y equipo creativo. Vince Gilligan en mancuerna con el también escritor y Peter Gould, sabían que igualar el éxito de semejante monstruo como lo fue Breaking Bad no sería una tarea fácil, pero tampoco una imposible de lograr.
Llevándose la ovación de los fanáticos y la crítica desde el estreno del piloto, la serie ha logrado una aceptación sin precedentes para tratarse de un spin off. En parte, por continuar con la fórmula narrativa y estilo que los caracterizó desde el desarrollo de la serie original. 
Por otra parte, la continuidad de personajes entrañables como Gustavo Fring o Mike Ehrmantraut han creado un vínculo casi familiar con los fanáticos, aunado a esto la creación de varios personajes nuevos que han aportado de manera inmensa a la trama y al universo de Better Call Saul, haciéndola incluso, igual o mejor que su predecesora.
Todo estará bien
No cabe duda que Saul Goodman es uno de los personajes que más importancia ha tenido dentro de la cultura pop en los últimos años, pero ¿sabías que, está basado en una persona de la vida real? Oriundo de la misma ciudad donde toda la trama se lleva a cabo, Ron Bell (cuyo sitio es real y puedes visitar aquí) reside y ejerce la ley en Albuquerque desde hace 20 años y ,al igual que Saul, saltó a la fama por la producción de anuncios de televisión llamativos. 
Adicional a esto, el creador y co-guionista de la serie Vince Gilligan ha admitido que muchos de los personajes, nombres, eventos y lugares están basados en experiencias propias de su vida o de personas cercanas a él y que la creación de este universo por otra parte, ha permitido el estrellato a actores que parecían olvidados tal como el mismo Bob Odenkirk quien interpreta a Saul Goodman.
Habrá que esperar a que se oficialicen fechas de estreno para el rodaje de la nueva y última temporada, puesto que debido a la pandemia actual, es probable que estas tarden más de lo esperado en llegar pero algo es seguro, será un viaje emocionante y con muchos tropiezos.
Y tú ¿Ya te pusiste al corriente con Better Call Saul? 
Comentarios
Emilio Reyes
Narrador de lo cotidiano y observador de lo que hoy conocemos como particular. Amante del cine, la gastronomía, la música y el arte. Experto de nada pero opinólogo de todo.

Leave a Reply

  • (not be published)