En estos días en donde la libertad de expresión es un derecho que se debe ejercer con cautela, Victor Monroy, vocalista de la banda Pastilla, aplico la  “Cirerol” en Twitter y se dejó llevar por la desesperación -como el lo llama- y salió lo mas horrible de su ser hacia México.

Al ver las consecuencias de sus tweets: amenazas de fans-ex fans, manitas abajo, cancelaciones de conciertos, publicó por medio de Sopitas.com, una carta de lo mas profundo de su ser arrepentido:

Queridos hermanos,

Antes que nada, perdón por escupir hacia arriba y lastimarlos con mis palabras de hace unos días. Me siento muy apenado por haber proyectado odio hacia mi gente, a los fans, y a todos los mexicanos. No tengo excusas y asumo toda la responsabilidad, y si me han de sacrificar por un post cargaré mi cruz hasta el monte.

Fue acto mío y no refleja la forma de pensar de ningún músico que haya formado parte de Pastilla. Llevo casi 23 años haciendo música para ustedes y representando en alto lo que soy, esta vez me mordí la lengua y por eso les pido una disculpa a todos.

No quiero justificarme. Sé que no estuvo bien. Sin embargo, esta situación de que en México se nos trata como banda nacional para ciertas cosas y como banda internacional para otras es muy frustrante. Es algo con lo que he tenido que lidiar por 23 años desde mi primer visita como músico hasta el día de hoy.

En México, a las bandas internacionales se les dan facilidades que las bandas nacionales nunca podrían tener y, a mí me ha tocado lidiar con la peor parte de las dos categorías. Es muy difícil tratar de sobrevivir como músico nunca siendo aceptado como local ni acá, ni en México. Es muy frustrante estarse topando con la misma pared una y otra vez y seguir intentando poder ir a tocar en condiciones decentes.

Espero que me recuerden por la música que con mucho cariño compartí en mi carrera y no por por un desafortunado y desagradable comentario.

Sinceramente,

Víctor Monroy

Y por si no sabes de que estamos hablando:

 

Comentarios