Se acaba de terminar la Muestra Estatal de Teatro en el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC), donde muchos disfrutaron del talento teatral que hay en la ciudad.

En esta ocasión daremos seguimiento a las obras que tuvimos en entrevista; empecemos por “Aeropuertático (podemos ser lo que queremos)”, una obra donde se maneja un discurso maternal en soliloquio, teatro dirigido para niños con texto de Jorge David Muñoz Luisillo, pero sólo plantearemos lo que fue visto en escena, como una breve y respetuosa opinión que se resumirá en exponer pequeños detalles de lo que vimos en el escenario.

_DSC0801[1]

Fotografía de Alma Moyrón

La actriz principal Kariam Valenzuela, como Vanessa, maneja emociones intensas que giran en torno al recuerdo, los cambios, una edad que quiere permanecer siempre y la añoranza. La envolvente historia es sobre una niña que piensa que su abuela es un ave que la cuida desde el cielo, llega de la escuela y siempre habla con ella, le cuenta todas sus aventuras con sus compañeros, el ritmo que lleva su vida, sus deseos y frustraciones. La abuela siempre está presente (se dirige al público), si así lo imaginamos y a Vanessa le es imposible olvidar que “todo era mejor antes”; una forma de involucrarnos en la historia y hacernos sentir la pérdida de una nieta (en este caso, el público se convierte en la abuela),  o recordar a nuestros seres amados que se han ido.

_DSC0807[1]

Fotografía de Alma Moyrón

Es una historia dramática sobre cómo una niña de 8 años hasta los 13 años vive la ausencia y la muerte. Existe una aprehensión del recuerdo que permite al personaje en acción llevar muy lejos ese sentimiento, creando un choque con los niños del público. La obra duró alrededor de 50 minutos  y alrededor de la mitad de la obra fue inevitable escuchar que algunos niños preguntaban con un poco de cansancio “¿Ya terminó? ¿Ya se acabó?”, retomando la atención con una escena donde Vanessa platica y juega con una luz azul en la oscuridad. Durante toda la obra Vanessa no deja de encantar con su ternura e hiperactividad, siempre jugando con gises y cuerdas, planeando cómo volar;  proyecto tras proyecto la historia avanza hasta concretar que lo que más desea es lograr volar. Se presenta una analogía sobre “volar” como una “fuga”, “volar” como símbolo de “libertad” o como “liberación del alma”, apuntando hacia el tema del suicidio, pero nunca explícito para los niños, sólo queda el concepto ligeramente infiltrado en la última frase de Vanessa: “Mira, mira estoy volando”. El montaje de la obra está bastante cuidado: crea un ambiente de recreo y delicadeza, con mantas y cuerdas vemos un espacio que el personaje aprovecha para conseguir volar.

_DSC0804[1]

Fotografía de Alma Moyrón

“Aeropuertático (podemos ser lo que queremos)” es una obra que te enchina la piel porque el tema es bastante delicado y se convierte en todo un reto presentarlo ante un público tan exigente: ¡los niños y niñas!, ¡los mejores críticos!

 

ERIZO, disfrutó cada momento y esperamos estén pendientes con nosotros del resultado de esta Muestra Estatal de Teatro de Baja California 2016.

 

Comentarios