Llegue al concierto exactamente a las 7:00pm, justo a tiempo para ver tan esperada pelea en las pantallas laterales. O decepcion. Pero después, con una asistencia excelente, comenzó la el concierto con Las Víctimas del Doctor Cerebro.

Después de haber estado parada por horas, la gente respondió con entusiasmada al excéntrico show, brincando al ritmo de “Ya no hay Rock&Roll” y al mismo tiempo gritándo al “Chipotle”, saxofonista de Las Víctimas.

Por fin después de una controvertida actuación, Las Víctimas se despidieron con la canción más aclamada y coreada por toda la multitud, ‘El Esqueleto’.

La siguiente banda, para sorpresa de la mayoría fue La Ley, grupo que se pensaba iba a cerrar el evento. Con un show más tranquilo, pero no menos excitante, llenaron el lugar con gritos de admiración y de “hazme un hijo” en cuanto abrieron el show con “Día cero”. Interpretaron canciones icónicas como “Fuera de Mí” en la que los asistentes se movieron relajadamente de lado a lado, “El Duelo” en la que todos gritaban de emoción y “Mentira”. En general, La Ley brindo un excelente show que dejó más que satisfechos a los que fueron a verlos.

Y por fin llego el turno de Los Enanitos Verdes, agrupación con 36 años de trayectoria y que, a pesar del cansancio, rápidamente logro hacer bailar a la audiencia. Lamentablemente ya para estas horas muchos asistentes se empezaron a retirar, por lo que se perdieron de escuchar la canción Besos violentos, producción más nueva de la banda. En el repertorio para brincar y bailar intensamente, estaban las canciones más esperadas: “Lamento Boliviano”, “La Muralla Verde” y “Tu Cárcel”, entre otras.

Después de haber bailado, gritado, cantado y hasta sudado con estas bandas, definitivamente puedo decir que ¡amo el rock!.

Por: Daniela Rodriguez

 

Comentarios