Matías Aguayo, el Rudo del House, es un productor que no se tienta el corazón para hablar de temas complejos. De visita por Tijuana, el chileno aprovecha para hablar del machismo y la creatividad.

 

 

México es un país rico en cultura, tradiciones y arte, pero hemos crecido en un lugar donde el hombre es el encargado de jugar los roles principales en la sociedad y… Alguien se ha preguntado, ¿qué pasa con la música y las mujeres? Y todavía más, ¿qué pasa con la música electrónica y las mujeres?

Matías Aguayo, el DJ chileno también conocido como el Rudo del House, no se anda por las ramas y nos pide que integremos a las mujeres.

En los festivales de música electrónica la mayoría de los Dj’s que se presentan son hombres y solo pocas mujeres destacan sobre el escenario, dejando en alto el nombre de aquellas que trabajaron bajo pseudónimos masculinos para poder ser reconocidas, como es el caso de “Princess Nokia” aclamada Dj del festival All My Friends.

Matías Aguayo dice que a la música le urge equidad. “Dentro de todas nuestras escenas musicales es muy importante integrar a las mujeres y ojalá se llegara a una igualdad en representación en los escenarios, porque sigue dominando el hombre tocando con las máquinas y hay muchas mujeres haciendo cosas interesantes”.

Matías es un DJ atípico porque también es un DJ político. Además hacernos bailar, nos invita a pensar en temas como equidad de género, creatividad e independencia.

Dice a los músicos emergentes: “Atreverse a hacer cosas, no seguir corrientes, no adaptarse a géneros, sino tratar de encontrar un propio camino”.

Esa es la clave que ha llevado al “Rudo del House” a destacar como un DJ de talla internacional, además de resaltar la importancia de crear una comunicación con el público a través del baile.

“Con el ritmo, el baile es una posibilidad de interactuar con la gente… es un proceso de integrar a la gente a través de la música”.

¿Y qué opina del público y los músicos de México? Dice que hay gente muy joven, musicalmente muy abierta y muy curiosa, que cada día presentan nuevas creaciones. Es el caso de bandas mexicanas como Zombies in Miami y Mecánicos, que Matías sigue con atención.

A Matías le cuesta trabajo definir su música, porque dice, es autoreferencial y lo que le gusta de la música es que no tiene palabras para describirse. “A veces es mejor que otra gente describa tu música porque obviamente no me muevo en un género específico”.

Pero al escucharlo se puede decir que en momentos tiene influencias latinoamericanas que une a través de su voz y percusiones electrónicas. Su música es música que en ocasiones hace reír, pero que siempre hace bailar.

Su música ha llegado a varias partes del mundo y también llegó a Tijuana, ciudad que aplaude. “Las ciudades con una escena musical más pequeña pero contundente, desarrollan con su continuidad algo que a veces se puede perder en las capitales”.

Y remata Matías Aguayo:

“Es una ciudad con una escena musical muy viva… Tijuana tiene una vibra muy especial”.

 

Comentarios