Movimientos dentro del “rock” existen muchísimos, entre subgéneros y derivaciones musicales sin fin alguno, es fácil perderse pero, un movimiento –si así se le puede llamar– por de más interesante fue el Rock in Opposition, en el RIO, sale sobrando la palabra “rock” pero por la década en la que nació, los años 70.

 

Fue bautizado dentro de circulo, ya que, lo que imperaba en ese momento (entre otras músicas) era el rock progresivo, ese rock lleno de virtuosismo, y donde se cruzaba la elegancia artística con la psicodelia. Sin embargo, lo que caracterizó al movimiento fue que, se presentó como la cara B de la época, el virtuosismo estaba presente, pero se diluía junto a la demencia y los códigos de sus integrantes, los cuales venían de otros espacios sonoros, como la música contemporánea o la improvisación libre y el jazz.

Si bien, la música del movimiento donde se aglomeraron bandas como: Magma, Univers Zero, Henry Cow, Art Bears, Slapp Happy, Stormy Six, Samla Mammas Manna, incluso Faust o Gong; no logró afianzar una audiencia masiva, su música, tan cambiante como controvertida, fue mutando entre otras variantes, probando que, en el movimiento no existían fronteras visibles.

El movimiento nace con aquel primero mítico concierto, del 12 de marzo de 1978, en el Nuevo Teatro de Londres, de la misma cuidad; donde se unieron las bandas más representativas del movimiento bajo el título de Rock in Opposition, como una suerte de manifiesto político/musical, a lo que la prensa rápidamente los agrupo bajo está insignia. Este festival se hizo con tan solo 1,000 libras esterlinas (alrededor de 1,300 dólares) otorgador por el Consejo Artístico Británico, y gracias a la iniciativa de Chris Cutler, junto a otros miembros de Henry Cow, quienes al serles cancelado su contrato con su entonces disquera Virgin, decidieron organizar el festival con bandas que idealizaban la música de una misma manera que ellos, todo bajo el llamativo lema “Cinco grupos de rock que las disqueras no quieren que escuches”.

Entre sus ideas, su música y sus presentaciones (además de su forma de funcionar) dejaron claro que, se pintaba una línea entre ellos y las bandas comerciales del momento. Posteriormente Cutler comenzó Recomended Records, la disquera de culto que albergo a muchas de estas bandas y proyectos, la cual mutó a RēR Megacorp, además de continuar hasta la fecha produciendo el festival. Se podría decir que, es uno de los únicos festivales más auténticamente históricos, inmóvil como una piedra, pero sin caer en la típica nostalgia en la que cae el progresivo. Muchas bandas aún continúan con este espíritu transgresor, Guapo, Acid Mothers Temple, Ruins, The Stargazer Assistant, Full Blast, o los mexicanos Decibel, etc…

El espíritu del RIO, continua hoy en día latente, colándose entre el underground, y las músicas periféricas; ese espíritu transgresor, que se resiste a morir tras el paso del tiempo, que no discrimina entre géneros, pero al mismo tiempo,   su obra es una crítica constante a la música “rock” que se presenta en las superficies, una revisión permanente que invita a escuchar al mundo que se encuentra en el subsuelo, y no quedarse en el conformismo musical.

Comentarios