Reyno es una banda conformada en 2014 por Christian Jean y Pablo Cantú, quienes crean una mezcla de pop y rock. A pesar de ser relativamente nueva, suman ya dos discos de estudio Viaje por lo eterno (2014) y Dualidad (2015), mismos que les dieran popularidad con rolas como “Entre dos mundos”, “Fluye” y “Formula”, y que presentaron en Tijuana el pasado 26 de noviembre de 2016.

Ahora regresan a la ciudad con una faceta que ellos denominan “más ponchada”, para presentarnos Al principio del final, material que a pesar de que aún no sale a la venta, nos adelantan se trata de una recopilación de los dos discos anteriores pero con la particularidad de que será en vivo.

Erizo se lanzó a echar el cotorreo con el vocalista Christian Jean, para que nos cuente un poquito sobre este material y también sobre su esperado regreso a Tijuana.

—Cuéntanos un poquito de lo que es Reyno en este momento, desde origen o inquietud.

Nosotros empezamos hace ya cerca de cuatro años y medio con la banda, sacamos a la fecha dos discos de estudio y próximamente estamos por sacar nuestro primer disco en vivo que es como una recopilación de estos dos discos en un concierto sin pausas entre canciones, se llama El principio del final. Este disco lo grabamos a finales del año pasado en el Auditorio Blackberry, en la Ciudad de México y va a salir en mayo. Es lo que vamos a presentar a Tijuana en el Black Box.

También estamos trabajando en el siguiente disco de estudio, ya llevamos cerca de la mitad de las canciones trabajadas, aunque este disco va a salir el año que entra y sería el cuarto disco. Además de esto estamos cerrando con más shows, parece que tenemos muy buenos festivales ahí en puerta, la visita a Tijuana que la verdad la última vez que fuimos nos dejó un muy buen sabor de boca y estamos muy contentos de regresar.

—Después de casi 5 años en la escena, ¿cómo puedes describir la evolución o el crecimiento de la banda?

Creo que hemos encontrado “fórmulas” para hacer las cosas, cosa muy importante en este medio el hecho de que no se repita algo para que no te aburras a ti y a la gente que te escucha. Creo que es en lo que más hemos madurado, en encontrar nuevos sonidos, nuevos géneros, nuevos temas de qué hablar y sobre todo en la cuestión escénica.

—Esto que ha venido sucediendo con la banda, ¿es lo que realmente esperaban que sucediera desde un principio?

Siempre creo que existe esa parte de todo esto y del trabajo que haces,  es el reconocimiento porque no puedes estar viviendo de tu proyecto y tienes que estar trabajando en un buen de cosas más, entonces, no es como que nos juntemos con la “malicia” de hacer un proyecto que fuera popular sino que nos juntamos por el gusto de hacer música y porque es lo que más amamos hacer y cuando se hace con dedicación, con disciplina y con el cariño, se contagia y llega a más oídos, a más público.

Eso es lo que se le agradece a la banda en todos los sentidos y te das cuenta de que mientras sigas haciendo las cosas bien, sin repetirse y buscando nuevas formas de hacer arte, la gente seguirá apoyándote.

—Después de Viaje por lo eterno y Dualidad, viene Al Principio del final, ¿qué nos espera con este material?

Es un disco en vivo y está padre porque es completamente otra energía. Un disco de estudio es muchísimo más cuidado, más minucioso en todo el tratamiento de la mezcla y el sonido,  y en este disco en vivo es más ruido, es una faceta más “ponchada, más rock y escuchar a la gente gritar y cantar como que si te pone la piel chinita. Es completamente otra sensación lo que es escuchar el disco en vivo a escuchar un disco de estudio y sobre todo nos tiene muy felices porque nos gusta mucho nuestra faceta en vivo. Somos una banda muy exigente en ese sentido y se ve reflejado en este disco.

—¿Por qué eligen este nombre de Al Principio del Final?

Justo (el disco) empieza con una versión de esa canción y termina con esa misma canción, entonces eso es lo que hace sentido. Esa canción habla de los ciclos y de lo duro que es justamente el principio del final de las cosas, entonces nos pareció así como anillo al dedo el concepto para este disco.

—Es su segunda visita a Tijuana, ¿cómo se sienten de regresar?

Muy bien, la verdad es que muy emocionados, esperamos que se deje ir la banda porque la vez pasada que tocamos allá se puso súper chido. Se llenó el lugar, la vibra de la gente fue muy padre, entonces esperemos que vayan todos los que nos acompañaron la vez pasada y más.

—¿Hay algo que recuerden de la ciudad?

Nos encantó, es que en general a mí me gusta mucho Tijuana, hace mucho que no iba y ahora que regresé era otra ciudad completamente diferente, o sea esta padre que esté como de alguna manera ”agringada” pero no, sigue teniendo la esencia de México. Es como una combinación bien padre que a mí me gusta mucho.

—¿Cómo ven la escena local de acá en comparación de la Ciudad de México?

La verdad es que no, tanto Pablo como yo somos, somos bastante “ermitaños”. Estamos muy concentrados en trabajar en la banda y a veces no estamos muy enterados de lo que está pasando afuera, a menos de que sean bandas muy cercanas nuestras con las que salimos a la calle y nos vamos a comer o tocamos juntos en festivales o cosas así. Pero la verdad es que como no hemos podido ir mucho, o sea hemos pisado solo una vez Tijuana desde que se hizo esta banda, bueno dos una vez con Zoé y esta vez solos y no nos dio mucho tiempo de ir a empaparnos bien de lo que está pasando allá en la escena musical en este momento, aunque nos encantaría tener el tiempo.

—Después de la trayectoria de Reyno, ¿hay algo que pudieras decirle los músicos emergentes? ¿Algún consejo o recomendación?

Pues sobre todo creo que hay tres principios básicos en esto, en el medio de la música y el arte. Uno es tener mucha paciencia, que a veces puede ser tardado el proceso pero cuando llega y cuando aparece el éxito de cierta manera tanto personal como externo es bastante gratificante. Dos, la perseverancia que va de la mano con la paciencia. Perseverar y tener mucha disciplina y todos los días dedicarse de alguna manera a esto, no necesariamente creando música o creando arte sino trabajando alrededor de ello, de cómo compartirlo, de con quien ir, se trata también mucho de relaciones públicas, imagen, lenguaje, entonces todo esto se va descubriendo poco a poco qué te gusta y qué no te gusta y así le vas poniendo palomita a ese tipo de cosas. Y la tercera es hacerlo por las razones adecuadas, hay mucha gente y muchos artistas, o que se hacen llamar artistas, que solo están en este medio del espectáculo más que del arte por una cuestión económica, de reconocimiento y de fama y que a veces puede llegar a ser muy superficial.

Yo lo que aconsejo a la gente que está en esto es que lo hagan por las razones adecuadas, que sea por amor al arte y porque sea lo que más les gusta hacer, no que se despierten así como que “ay, tengo que hacer una canción” sino que lo quieran hacer y que sea lo único que quieran hacer porque es muy importante eso y es lo que más se proyecta cuando lo hace la gente, porque se ve que le gusta hacerlo y eso se expande entre los demás.

—¿Algún mensaje para la gente de Tijuana?

Les mandamos un saludo de parte de Pablo y mía, pronto nos estaremos viendo por allá, vamos a estar llevando discos, merch, etc. Y nos va a estar dando mucho gusto estar con todos ustedes una vez más.

 

Si al igual que nosotros te quedaste erizo por saber y conocer más de ellos, échale un ojo a su página de Facebook y no olvides dejarte caer este próximo 6 de mayo, en el Black Box, en donde también se presentarán los locales Entre Desiertos. Los boletos ya están a la venta en taquillas de Black Box.   

 

 

Allá nos vemos Erizos y #ConsumeLocal

Comentarios