Fue muy mencionado en los medios el Festival Fuerza Baja 2017 con un cartel que prometía mucho. Bandas como Enjambre, Auténticos Decadentes, Jumbo, Drake Bell entre otros figuraban en él. Este evento  le dio un espacio a la escena local con bandas como Entre Desiertos, San Pedro el Cortez, Ethics, Cesar Saez, La Mano Maldita y desde la CDMX, los locales consentidos de Ramona.

Lamentablemente, igual de sonada fue la cancelación. Sin embargo muchas de las bandas que anunciaban en el cartel, pronto anunciaron fechas para venir a la ciudad. Ramona fue uno de los que decidieron venir y darnos el mejor premio de consolación, un show totalmente gratis para mayores de edad, para dar un repaso por sus éxitos conocidos y la presentación de algunas canciones de su nuevo álbum Cérès.

Bastó con lanzar un par de semanas antes del evento un flyer, diseño de Alejandro Michel con el lugar, hora, fecha y las bandas invitadas: Jardín y Desde El Balcón para crear inmediata respuesta en Facebook.

La tocada tuvo lugar el pasado sábado 11 en el Black Box, las puertas abrieron a las 8:00 en punto y ya había una fila que abarcaba la banqueta del lugar, uno a uno fueron entrando solo con mostrar su identificación. Sorpresivamente la raza no dejaba de entrar y el espacio se llenó en menos de dos horas.

A la entrada los recibía un spot con merch de Jardín y Ramona: discos y playeras de diseños pasados y nuevos se ofrecían en precios accesibles. Como si fuera requisito la people hacía fila para obtener los suyos y llevarse con ellos un recuerdo de esa noche que pintaba inolvidable.

Poco antes de las 10:00 pm y con las luces apagadas y el silencio como presentación, subió al escenario Desde el Balcón, una bandita relativamente nueva con apenas tres años de trayectoria aproximadamente. Estos cinco morritos adornados con la belleza de su guitarrista Vianey, nos vinieron a presentar un agradable rock alternativo. Con voces de Kevin, Miguel y Juan Carlos y la potente batería de Emmanuel, Desde El Balcón abrió perfecto la noche.

Después de despedirse no sin antes agradecer a los presentes y pedirles que los sigan en sus redes sociales, el público comenzó a gritar “otra, otra” haciendo que la banda tocara una última rolita para complacerlos.

Llegó el turno de los morritos de Jardín, otros consentidos de la escena, quienes fueron recibidos con tremenda energía por la gente que ya estaba en ambiente y con ganas de seguir echando el cotorreo. Sonaron los primeros acordes y la voz de Gabriel apenas se distinguía de los coros que seguían la letra de cada rola. }

Un set con rolitas de Todo es Temporal y una que otra de su próximo material fueron las causantes de tanto coreo. “Esta es una canción para todos los enamorados, es muy bonito el amor”, dijo Gabo mientras empezaba “Monte de Venus”, con la que todos gritaron para finalizar con “Fluir”. Indudablemente Jardín es una de las bandas más queridas de la ciudad, a punto de sacar un nuevo material con el que seguramente muchos ya soñamos que vea la luz.

Para cerrar la noche, lo que todos esperábamos, Ramona se dejó ver entre el humo y las luces policromo que invadían el escenario. Omar en la batería, Joel en la guitarra, Edgar en el bajo y Ángel Peralta como invitado en teclados, liderados por la dulce voz de Jesús, comenzaron un set que dese el principio al fin no pararon de cantar los ahí reunidos.

Rolitas como “Tristes ojos”, “El incansable amor por la ruta” y “Dharma” fueron algunas interpretaciones de La segunda luz del día, su primer material. También presentaron “Cuando tú me ves”, “Colores” y “Mateo” del Cérès, entre otras que con solo comenzar la melodía ponían la piel chinita.

Los Ramona agradecieron a todos por estar ahí y anunciaron que después del show estarían en el spot de mercancía para firmar sus discos y convivir con quien se quisiera quedar a cotorrear. Después de su despedida la gente seguía eufórica pidiendo más y obviamente los chicos regresaron para cantar “Vete con él”,  arrancando gritos de uno que otro dolido entre el público.

La neta fue un premio de consolación muy chido que los Ramona nos obsequiaron. Después de terminado el evento, las bandas aprovecharon para platicar con sus seguidores, se tomaron fotos con los que lo pidieron  y firmaron discos y playeras dándole fin a esa noche de bonita música y cotorreo entre amigos.

Foto de portada: Santiago Martinez Palos

Fotos interiores: Greiis Félix

Comentarios