La escena local es un árbol fructífero de talento musical. Dos bandas tijuanenses abonan su parte con “Somos Salta Pa’trás”.

Los Hijos del Santo y Palos Verdes se formaron en el 2006, y a 9 años de trayectoria, coincidieron con el lanzamiento de sus nuevos materiales discográficos. Fue una casualidad que no pasó desapercibida y que dio origen al evento “Somos Salta Pa’trás”, en alusión a sus álbumes “Somos” y “Salta pa’trás”.

Y es que ambas agrupaciones muestran un mismo objetivo: hacer música y disfrutarla, aunque tienen más cosas en común de las que podemos imaginar. Un ejemplo es su género musical, mezcla de cumbia, reggae y ska. Tal fusión los lleva a compartir un público que no distingue entre edades. Su audiencia la conforman personas gustosas por lo urbano y contracultural, por la fiesta y esa energía que sólo con música se contagia.

Para abrir el concierto subió al escenario la banda Jammin Green Shop, que nos puso a bailar y a entrar en calor con un buen reggae antes de ceder el espacio a Mala Suerte, una agrupación rosaritense que formó un halo de adrenalina viral.

Les siguió un receso que sirvió para descansar y recargar pilas, aunque el interés por continuar bailando nunca disminuyó. De pronto, la iluminación no era más que luces moradas, verdes y amarillas. En la pantalla que descansaba sobre el escenario se anunciaba a la siguiente banda. Ésta tomó su lugar y el público vitoreó su nombre: “Los Hijos del Santo”, que abrieron su presentación con “La fiesta”.

“Agarra a tu pareja, agarra a tu carnal… retumba mi ritmo, retumba mi ska, Los Hijos del Santo ya van a empezar” anunció el vocalista Octavio Torres. La música dio lugar a un círculo de baile del cual Tavo también formó parte.

Poco después, subió al escenario su ex integrante Jeanete Ciénega, como invitada especial para acompañar a Tavo en la segunda voz.“¿No que no querías Juana?” dijo un Tavo enérgico, mientras se escuchaba de fondo el sonido de una sabrosa cumbia.

Al finalizar su setlist, la banda agradeció a todos por su asistencia y sobre todo, por ser parte del lanzamiento de “Somos”, su nuevo disco.

Pero la fiesta no terminó ahí, pues tocaba el turno de Palos verdes y su “Califas Style”. Entre la gente se percibía el entusiasmo por escuchar a esta banda que avivó los ánimos con canciones como “Las olas”, “Dos al día”, “Sopita de Champiñón”. De pronto Chuy Califas, vocalista de la banda, propuso una dinámica: “con la siguiente canción, quiero que todos bailen en sentido contrario. Esta canción se llama Salta Pa’trás”, adelantó el cantante, refiriéndose al material de su nuevo disco.

Al terminar Chuy Califas se expresó muy agradecido, al igual que los organizadores del medio alternativo ERIZO. Fue una noche de complicidad, mucho baile y buena vibra, lo usual cuando se tiene a Palos Verdes y Los Hijos del Santo en un mismo escenario. Con esto esperamos que más bandas se animen a celebrar juntos sus logros, para alcanzar la hermandad que se vivió aquella noche en Somos Salta Pa’trás.

 

 

 

Comentarios