Tener un micrófono en mano es una gran responsabilidad. Los de Abajo  son una banda consistente y sobre todo consciente a nivel artístico tanto como a nivel discursivo.

Los de Abajo,  provenientes de la Ciudad de México, se mueven entre los géneros rock, ska, punk y salsa bajo el sello de Real World Records. Los Erizos entrevistamos a Mauricio Díaz, “El Osito”,  saxofonista y segunda voz de la banda, justo antes de subir al escenario en una presentación que se llevó a cabo recientemente en el Anfiteatro del ICBC en Tijuana.

Mauricio comenzó platicándonos sobre la última vez que visitaron estas tierras norteñas. Fue para el Festival Interzona promocionando un espectáculo que se basó en el disco Mariachi Beat, su producción más reciente. Ahora nos cuenta que esta visita fue parte de una pequeña gira que los llevó a presentarse en Ensenada (BC), San José (CA) y Los Ángeles (CA).

Ya entrados en confianza, nos habló un poco sobre el propósito de la banda y el compromiso que asumen como artistas: “hacer música con contenido”, pues saben que  a través de ella es posible transformar y crear conciencia en las personas, así como subrayar la importancia de mantenerse informados.

Él cree que la información está muy viciada hoy en día, y es por ello que una de sus intenciones como músico es invitarnos a buscar la verdad; promover que seamos críticos para intentar cambiar el escenario que se vive en México.

Aun así, Mauricio admite que esta lucha tiene sus retos, pues “difícilmente se podrá hacer un cambio si no se empieza por lo primordial, que son las estructuras mentales y la voluntad”.

Los cimientos, según Díaz, son por donde se debe comenzar, actuar de una forma consciente y congruente para dar el pequeño “gran” paso al cambio y alentar a que exista una mayor apertura al cambio ideológico.

Finalmente, Mauricio nos dice que debería desaparecer el condicionamiento con el que siempre hemos vivido y que una forma de despertar sería a través de la educación, que ellos impulsan con sus canciones para así facilitar el cambio desde las cosas pequeñas: un paso a la vez, y que la música sirva como semilla para plantar nuevas ideas.

 

 

Comentarios