Al músico tijuanense le avergüenza que un músico que es multimillonario, hable de paz y amor.

 

Para el místico músico tijuanense, Javier Bátiz , la música puede hacer rodar mundos enteros y por ello, los artistas tienen la responsabilidad de ofrecer inspiración y arte de manera responsable.

Bátiz, quien ha conocido las distintas transformaciones que Tijuana ha vivido, y que las recuerda desde antes de iniciar su carrera en los ayeres de junio en 1957, ha dedicado su vida no sólo a la música, sino al impulso del talento en la ciudad. Y lo hace desde el taller de música que tiene a un lado de su casa, situada en famosa rampa hacia la colonia Altamira. Llamada en honor al músico: rampa Javier Bátiz.

¿Y se puede cambiar a la sociedad con la música? Le preguntamos:

“Es una super ‘herramientota’. La forma en que las celebridades pueden aportar cosas positivas a la sociedad es transmitiendo un buen mensaje. Que todos los artistas que tienen la oportunidad de estar en los escenarios hagan actuaciones que no dañen la mente, que llenen de buena vibra a la gente. Pues es lo que se necesita, no más agresividad: “Salir y hacer un buen concierto. Decir cosas bonitas a la gente.” Nos dice desde la sala de su casa.

Y mientras en el medio musical, muchos se quejan del gobierno, al músico tijuanense, mentor de estrellas como: Alex Lora, Carlos Santana, Guillermo Briseño, entre otros; le avergüenza que un artista que ha hecho millones de dólares, hable de paz y amor, pero que no pueda aportar a la sociedad. Para él, un músico también tiene un compromiso con la sociedad, aunque sepa que no existen muchos capaces para ello.  

“¡Chale mano si para eso es el dinero!, el dinero es importante para vivir, para tener un buen carro, una buena casa, pero el que te sobre dalo, inviértelo en donde pueda trabajar la gente. Dalo a los hospitales, pon escuelas, porque si lo  que te sobra lo tienes metido en el banco está haciendo un daño terrible, si no es circulante el dinero, está guardado, no está ayudando a nadie”. Responde.

“Salir y hacer un buen concierto, decir cosas bonitas a la gente… eso en vez de Give me the power para ponerles en la madre ¿qué es eso?… el mejor ejemplo es el que das tú. Mejor dame el poder, de poder ayudar a toda esa gente que lo necesita”, finaliza.

 

 

Comentarios