Hay músicos que aspiran a vivir de su música, pero hay otros que solo tocan para divertirse y convivir con personas afines,  entre los últimos, No Talent es ejemplo.

Algún fin de semana al azar podrás encontrarlos tocando en bares como El Tigre, en Plaza Fiesta, o en el Moustache Bar junto a bandas como Shinjoku Riot o 22 Missiles. Y si no están tocando, por lo menos será factible encontrarlos bebiendo o apoyando a otras bandas de la escena punk rock local.

No Talent se formó hace unos 5 años, cuando Charlie Parker, el bajista, conoció a Adrián Sabroskow, cantante y guitarrista de la banda, en una fiesta casera. La alineación final quedó en 4 miembros que sólo buscaban formas de ocupar su tiempo libre y tocar lo que les diera la gana.

En su página de Facebook, explican que No Talent “es simplemente un vehículo para expresar sus gustos musicales, entretener y divertirse; conocer a personas y tener experiencias interesantes”. A veces no se necesita más que las meras ganas de tocar. No todos quieren cambiar al mundo con su música. Tener la oportunidad de expresarse puede bastar, incluso “si no tienes talento”.

Pero No Talent, adoptó su nombre no como una autocrítica, sino como broma. En sus inicios, cuando no tenían nombre, solían escuchar a NOFX, una banda californiana que el crítico Howard Stern llamó No Talent en 1996, tras escucharlos por primera vez.

Al platicar con Erizo, Charlie Parker menciona que les gusta el punk, el hardcore melódico, rock alternativo y el indie, aunque si tuvieran que resumir su estilo, lo llamarían sólo punk rock, sin limitarse por ello al género.

A pesar del tiempo que llevan juntos, Parker explica que en su experiencia, tocar en esta banda no ha sido diferente a la queja que frecuentemente se escucha venir de otros músicos locales. “Los pagos son escasos y decepcionantes”. Por ello no les motiva obtener una remuneración económica. El mejor pago que ha recibido Parker en estos años invertidos, son las bandas independientes que conocen, la gente que asiste y ser parte de la evolución de esta comunidad.

Gracias a las bandas que invitamos de otros estados o países, No Talent hoy puede decir, que cuentan con una red de amigos músicos que abarca desde California hasta Italia. Si un día viajan a Oregon, Washington, Chile, España o Canadá, saben que tendrán un sillón, catre o piso donde pasar la noche.

Y aquí mismo, en Tijuana, No Talent es el Roberto Carlos del punk rock, con su millón de amigos. No creen que haya, ni deba haber, rivalidad entre bandas o seguidores de géneros diferentes en la región.

“Los eventos que más me gustan, son cuando el lineup es variado. Me gusta tener una experiencia ecléctica.” comenta Parker sobre tocar con bandas que no necesariamente comparten su perfil musical.

Su percepción sobre la escena, contrario al nombre de la banda, es que talento sí hay. Aunque considera que si algo nos falta a los tijuanenses, es empalizar y asistir con mayor frecuencia  los shows.

“Cada fin de semana hay una banda de fuera que está de visita y es de muy buena calidad. Siempre es el primer show de alguien, siempre se organizan eventos con buena fe y siempre hay alguien tratando de entretener o exponer su arte y la mayoría de las veces lo hace de manera gratuita. Hay que aprovechar y apoyarlos”.

Aprovechando el espacio, Charlie Parker nos invita a su próximo show, el sábado 12 de diciembre, donde tocarán con sus amigos del norte Western Settings, Gentlemen Prefer Blood y Ash Williams.

“El concierto es completamente gratis y será en el lugar que más nos abrió las puertas durante todo el año, Moustache Bar. El propósito en verdad es hacer una fiesta final de año para celebrar y fortalecer nuestra amistad y unidad como bandas independientes.” Apuntó.

Si se dan una vuelta, seguramente verán a No Talent entre el público, tal como lo harían cualquier otro fin de semana, platicando con miembros de otras bandas o personas interesadas en la música de bandas como la suya.

 

 

Comentarios