Esta no es una reseña, es la percepción de alguien que fue al concierto con muy poco conocimiento y sin expectativas de las bandas, pero con muchas ganas de pasar un buen rato. No pretende ser una crítica, -y como antes fue mencionado, tampoco una reseña- simplemente es mi visión y lo que la fiesta con CLUBZ me transmitió. 


Por: Erick Rivera

Fotografía: Line Up

 

Las puertas abrieron a las 8:00PM, y la música en vivo comenzó a la 8:40 aproximadamente con Three y luego con DV Trip, dos bandas con mucha intención pero que a mi parecer, la pretensión los vence por momentos. Son bandas emergentes que apenas se van encontrando y esto se nota, y está bien… la finalidad de estos eventos es que poco a poco vayan agarrando confianza, experiencia y que sobre la marcha vayan decidiendo a dónde quieren llevar a su banda. Espero encontrarmelos en algún evento próximo y notar esa mejoría que con el paso del tiempo se irá manifestando de una manera palpable.

Hacer música es de lo más noble que hay: económicamente hablando muchas veces se pierde más de lo que se gana, y aunque ni la cheve ni la renta se pagan solas, ver a tu público cantando, bailando o levantando las manos en el show es más valioso y reconfortante que un cheque.

Al final de cada presentación, las personas salían al pasillo a compartir otro vicio que tienen en común, el cigarrillo; y así fue como entre fumada y fumada la noche avanzaba más rápido y los artistas principales se preparaban para abordar el escenario.

Alrededor de las 10:15 Entre Desiertos arribó al escenario y dio un show estupendo. Recuerdo que la primera vez que los escuché en vivo fue en el Entijuanarte 2017 y no me encantaron, sin embargo, en esta ocasión quedé más que satisfecho, quedé maravillado. Lo primero que hice llegando a mi casa fue escuchar más música de ellos. Felicito mucho a toda la banda, quienes a través de su energía lograron que nos olvidáramos del frío de la noche y que lográramos sentir ese amor que tienen por la música, por su banda y por lo que hacen.

Las bandas emergentes deben aprender mucho de esto, de creer en ellos mismos, de subirse al escenario y, sin importar la cantidad de gente que haya en el evento, realizar un show que entregarías para cien mil personas. Esas pequeñas acciones son las que crean grandes conexiones.

Finalmente, a las 11:30 llegó la banda que todos estábamos esperando: CLUBZ. Escuche su álbum llamado: Destellos (2018) hace un par de días, y me daba miedo que en vivo no sonaran igual…mi miedo se convirtió en realidad; CLUBZ no sonaba igual, ¡sonaba mejor!. Agregaron un par de músicos más a su plantilla y vaya que les resultó, que manera tan bonita de combinar una banda con el inmueble. La música y el lugar hicieron que la atmósfera del evento fuera perfecta, CLUBZ podría haber sido sin problema alguno, la banda que sonara en una fiesta de una película de John Hughes.

Y justo cuando CLUBZ termina con sus destellos, apareció Oro Negro en el escenario para continuar con la atmósfera y hacer de esta noche de baile lo mas larga posible.

Ir a una tocada de música es de las cosas que más disfruto en el mundo, encontrarte con gente que comparte la misma pasión a menor o mayor escala es toda una bendición.

Por más trillado que suene, vivimos en tiempos difíciles, en tiempos donde ya no hay empatía por los demás, solo odio y separación. Pero la música no sabe de clases sociales, ni de colores de piel, ni de fronteras. En la música se acaba toda línea imaginaria. La música puede salvar al mundo, la música nos motiva, nos deprime, nos molesta, nos contenta. La música nos ayuda a encontrar nuestro lugar en el mundo, nos refugia. A la música no le importa si eres de Honduras, de Nicaragua, de Alemania o de Brasil. A la música sólo le importa ser escuchada. La música es del mundo y no al revés. Disfruta la música, enamórate con ella porque ella ya está enamorada de ti, de mí y de todos. La música tiene el corazón más grande del universo, no hay razón para encelarse, la música es omnipresente y nunca nos dejará solos.

¡Que viva Clubz!

¡Que viva Three!

¡Que viva Entre Desiertos!

¡Que viva Dv Trip!

¡Que viva Oro Negro!

¡Que viva Erizo!

Pero sobre todo: ¡Que viva la música!

Felicidades a todos los implicados en este bonito show, estoy seguro que cada alma que salió de Marko Disco lo hizo contenta. Agradezco la invitación a Memo y al crew de Erizo. Nos vemos pronto en las tocadas.

Gracias por leer este pequeño texto.

Comentarios