Los gustos no se heredan genéticamente, pero se comparten y de alguna forma nos marcan. Para Mistereo el rock es una tradición familiar. Ellos son ejemplo del talento que se construye con práctica y dedicación.

Para algunos ha sido tema de debate si el talento se transmite genéticamente o se adquiere con la práctica. La teoría del aprendizaje, del psicólogo suizo Jean Piaget, establece que aunque los seres humanos acarreamos cierta carga en los genes, el aprendizaje se adquiere conforme a nuestro entorno y cómo nos desenvolvemos en él. 

En Erizo tuvimos la oportunidad de platicar con Mistereo, una banda tijuanense de rock en español con influencias de indie, jazz, ska, reggae, rock alternativo; un poquito de todo, que fue la inspiración para hablar del tema, pues la agrupación se integrada de 6 artistas que además de la música comparten un mismo lazo sanguíneo. Son familia.

Roy Mistereo es vocalista; Andrés Portugal, es tecladista y saxofonista; Yahir Chávez, es bajista; Johan Ahmed, guitarrista; Jorge Ortega, es baterista, y Andrés Arciniega, toca guitarra.

Platicando acerca de sus influencias musicales, comentan que desde muy pequeños en las reuniones familiares escuchaban canciones de rock, principalmente en español, que hasta la fecha es el género favorito de la banda.

Me gusta el rock en español y en inglés. Comencé a tocar a los 9 años canciones de Hombres G, The Beatles, Led Zeppelin… es una herencia familiar, rock psicodélico de los 70 y 80” nos dice Andrés Portugal, seguido por su tocayo, Andrés Arciniega:

No tengo un solo idolo. Tomo lo mejor de los músicos. Me gusta aprender de todo un poco y mi música favorita es el rock y el metal”.

En cambio para Yahir, el rock en español es especial porque le parece música “bastante elaborada”. Antes de ser bajista, él solía tocar la guitarra en otra banda, pero una vez que tomó su instrumento de cuatro cuerdas le entró de lleno, con dedicación.

musicos mistereo

Para Johan, el rock en español también es tradición familiar. Él lo describe como un “rock progresivo espacial”, mientras Roy cita bandas de rock que incorporan elementos de música electrónica como Depeche Mode, o de reggae, como Cultura Profética.

El rock en español es lo que me apasiona, pero también me gusta el reggae y el ska” agrega Jorge, el pilista.

Indudablemente influenciados por el rock, cada uno de ellos se interesó en aprender a tocar desde muy corta edad. Con dedicación y ganas armaron algunos proyectos como Roy Mistereo que anteriormente tocaba con una banda de reggae llamada “La Barda de Juana”.

Hasta que un día, ya con más experiencia y toda la energía juvenil, descubrieron que sus intereses avanzaban por el mismo camino. Qué mejor que tocar en confianza familiar:

“Ser familia es un plus porque nos subimos con el entusiasmo de tocar con el primo, el hermano o el sobrino eso lo disfrutamos nosotros y lo transmitimos a quien nos escucha, a quien nos está viendo” nos dice Roy.

Pero eso si, esa misma confianza es la que hace que se exijan cada vez más. Entre ellos se empujan a ensayar una y otra vez hasta quedar satisfechos con lo que están tocando:

“Trabajamos al 100 con nuestra música, hasta quedar conformes con lo que vamos a ofrecer, nada a medias” comparte Jorge.

Y eso es algo que les ha dado muy buenos resultados, por ejemplo el año pasado ganaron un reconocimiento a “mejor banda tributo” por la página “De Tijuana para el mundo”, al representar a una de las bandas más importantes del rock en español, Caifanes.

Recientemente pisaron con pie derecho el 2016 al presentar un tributo a Soda Stereo que llenó al Tijuana Tilly’s, recibiendo comentarios positivos y alentadores de parte de los fans en redes sociales.

Motivados por los resultados, ya están preparando su primer demo, algo con “notas raras y completamente diferentes a lo comercial”. Rock indie con toques de jazz y reggae, según nos adelantó Roy.

Los “Mistereo” no le tienen miedo a las alturas pues su mayor seguridad es la humildad. Incluso tienen una regla: cero rockstarearse.

“La humildad es algo muy básico en esto y en todo, nunca perder el piso y siempre aprender, porque siempre va haber alguien de quien aprender más” comenta Jorge al respecto.

“Siempre va haber alguien que te quiera tumbar de tu nube. Puede que tú vayas alto y alguien te diga que no se va poder, simplemente escuchar, tomar lo mejor de sus palabras y aplícate, nunca te des para abajo, al contrario siempre dar un plus para mejorar y en algún momento agradarle a esa persona” advierte Andrés Portugal.

“Por ahí dicen que si alguien te quiere tumbar y eres un edificio mejor agarra eso y conviértete en el rascacielos más alto” concluye Roy.

 

Comentarios