¿Ya conocen a Little Jesus?

Este quinteto con un style que ellos mismos denominan “tropipop”, surge en el año 2012 en el sur de CDMX cuando Santiago Casillas, vocalista de la banda, decidió reunir a los demás integrantes (Truco Sánchez Rucobo, Fernando Bueno, Arturo Vázquez-Vela y Carlos Medina) en un sótano y empezaron a tocar canciones que ya tenía escritas, así  nació “Little Jesus”.

En 2013 lanzan su primer álbum con 9 rolitas: “Norte”. Con él que se dieron a conocer por temas como “Azul”, “Químicos” y “Norte”. A tan sólo dos años de formarse, ya habían sido invitados a Vive Latino (CDMX, 2014) y Festival NRMAL (MTY, 2014). También fueron ganadores en los Indie-O Music Awards (IMAS) en el mismo año por mejor banda y artista revelación.

En marzo del año 2016 fueron los encargados de abrir las dos fechas en el Foro Sol a “The Rolling Stones“. En este mismo año, lanzan su más reciente producción “Río Salvaje”, donde presentan canciones como “La magia”, “Mala onda”, “Buenos amigos”, entre otros títulos, que según nos cuenta Santiago están todos inspirados en el título del disco.

El “Río Salvaje” los trajo al Norte por primera vez en un rol por Ensenada, Tijuana y Mexicali. Tuvimos la oportunidad de cotorrearlos para preguntarles más acerca de su proyecto y nos hablaron de su primer visita al Norte.

 

ERIZO (E): ¿Qué tal su llegada a Tijuana?

Little Jesus (LJ): ¡Bien, muy tranquilo!

 

E: ¿Qué nos dicen de sus inicios?

LJ: Empezamos hace como tres años y cacho (cuatro). Todo inició como en una especie de sótano donde nos juntó Santiago; (Santiago) conocí a estos señores y ya traíamos unas canciones, empezamos a tocar y de ahí pal´real.  

 

E: Nosotros tenemos la teoría de que “Río Salvaje” está hecho por experimentación con drugs, es lo que sentimos, como si fueran sus experiencias, (entre risas) ¿estamos en lo correcto?

LJ: (Risas) ¡Que chido! (más risas) En realidad no consumimos drogas para hacer un disco ni para hacer las rolas. Yo creo que cuando llegamos a consumir alguna droga, que casi no lo hacemos, es difícil que me ponga a jammear o tocar, más bien es sólo en el reventón. Lo que está chido es que son sensaciones que se sienten intensamente, que es lo que provocan las drogas. Entonces en eso sí puede que tengan un poquito de razón. Porque el disco está vivido muy intensamente, todo. Yo siento que el año anterior fue muy intenso en general, así que el jam  lo sentíamos intenso y lo queríamos seguir sintiendo intenso. Entonces en ese sentido tienen razón, pero no fue con drogas, fue con alcohol, ¡mucho alcohol! (risas).

 

E: ¿Cómo fue el proceso de ser una banda que tocaba en una cochera o en la casa de sus compas, y en tan poco tiempo lograron llegar a un Vive Latino o a un NRMAL?

LJ: No lo sentimos, todavía hay veces que nos quedamos pensando y de repente “nos cae el veinte”, “¡no! wey, que buena onda” (risas). Más bien lo disfrutamos.

 

E: ¿Creen que esa es la clave de Little Jesus, que disfruten los procesos y momentos creativos juntos?

LJ: Sí, de repente hay una especie de nervios antes de salir a tocar, como “¿qué va a pasar?” y ¡pff! todo sale increíble. Y que la única ambición que exista sea pasarla bien y volvernos millonarios en el proceso (risas).

 

E: ¿Qué banditas recomiendan escuchar?

LJ: “Magic Potion”, “Blood Sweat and Tears”, “Big Big Love”, “Kool and the Gang”, lo que sea, nos encanta escuchar música. Conocemos a “Vaya Futuro” de aquí de Tijuana, por ejemplo.  

DSC_0053

Little Jesus por primera vez en Tijuas. Fotografía por Alejandra Esquer.

¿Cómo los ven? Sin duda es una banda que dejará demasiado al mundo musical, y esto apenas comienza. Caigan a disfrutar de esta aventura salvaje con los “Little Jesus“.

¡Así que, a disfrutar ERIZOS! 

 

 

Comentarios