Después de más de 20 años del éxito que obtuvo El General con canciones como “Muévelo”, “Te ves buena” “Funkete” y “Rica y apretadita”, nadie se hubiera imaginado que, “el padre del reggaetón”, como muchos los han bautizado, a estas alturas de la vida se convirtiera en un seguidor de la palabra de Dios y se dedicara a evangelizar a la gente.

Con lágrimas en los ojos, Edgardo Franco, mejor conocido como El General, en una entrevista para el programa Reporte Semanal de Perú, atribuyó que todos esos éxitos logrados en la época de los noventas, fueron “obra del demonio”.

En dicha entrevista, señaló que las letras de sus canciones eran algo que le causaban conflicto con su conciencia, pero que siempre que pasaba eso le ofrecían algo de una bebida alcohólica para calmarse y después de eso ya se sentía un poquito más a gusto.

“Me ponía a cantar y ya me gustaba lo que escuchaba y entonces eso se sonó en todas las radios, ese fue un trofeo de parte de Satanás”, dijo.

Durante dos décadas de carrera artística que le permitieron ganar 6 premios Bilboard, el panameño que hizo gozar al mundo a principios de los noventa, cuando tenía solamente 19 años y cimbró al mundo, tenía algo que no le gustaba y no le dejaba estar en paz, y era la soledad después de los conciertos.

“Me hice adicto a los aplausos… se ve bien lindo, pero cuando uno está realmente en la cima de la montaña de Satanás, no hay nada lindo allí, pero cuando se prendía la cámara se prendía mi rostro y mi sonrisa, se prendía todo, pero cuando llegaba al hotel era como un vagón grande, no había aplausos, había un silencio que atormentaba mi conciencia”.

Durante su carrera, obtuvo 32 discos de oro y 17 de platino, sin embargo, no era lo que él quería, según comentó en esa entrevista, puesto que cada vez que quería llegar a un momento en el que ya quería retirarse, había un contrato que tenía que cumplir y era muy jugoso.

Pero en el año 2004, decidió por fin retirarse, y de ello dijo: “La gente siempre me pregunta ‘¿por qué abandonaste el mundo de la música?’, tenía sueños de cuando era pequeño, de lograr ser un cantante famoso, entonces conocí la verdad, pero no había despedido esos sueños de mi corazón, entonces me puse a escuchar esas malas compañías que tenía antes y ellas me jalaron como un anzuelo y me trajeron a ese estudio de grabación… ahora le he pedido mucho a Jehová por todo lo que he hecho”.

A pesar de que hoy El General ya no sube a los escenarios para enloquecer a sus seguidores, su música aún continúa en la lista de las radios en Latinoamérica, además es considerado uno de los pioneros de géneros musicales como el reggaetón, el merengue y el dance hall en español.

Tras su retiro, Edgardo Franco se enroló a la Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová y como miembro activo se dedica a evangelizar a los jóvenes de zonas marginadas de su país natal Panamá.

“Gracias a los hermanos de la Iglesia que me mostraron con la Biblia qué tan lejos había ido y que había traicionado a Jehová… Jehová nos da los talentos y queremos utilizar nuestro talento para Jehová. Uno nunca debe darle la espalda a Jehová, uno debe ser fuerte”, dijo en la entrevista.

Acá la entrevista completa:

Comentarios