De la mano de Pedro Méndez nace esta ficción que busca acercar a los lectores a la realidad que viven, día tras día, las personas en situación de calle.

 

Se dice que, “quien no conoce a la Maguana no conoce Tijuana”. La Maguana es una indigente que desde joven ha deambulando por las calles céntricas de la ciudad. Hoy tiene 58 años de edad y sobre ella se han escrito múltiples historias que tratan de narrar su vida, sin embargo, en “El Beso de la Maguana”su personaje es el reflejo de todos aquellos sin hogar que han sido ignorados por la sociedad.

Pedro Méndez Estrada es un escritor originario de Morelia, Michoacán, que llegó a la ciudad de Tijuana en los 90 como reportero. Muchas veces intentó cubrir situaciones y abusos que vivía la comunidad indigente, pero la censura fue un obstáculo.

Con una carga emocional, y de información acumulada tras su carrera como periodista, el autor del libro decidió plasmar todo aquello que por varios años le impidieron publicar. Motivado por la frase “Si se acaban los periódicos, pues hagamos libros” decidió tomar la iniciativa de poner en papel todas estas ideas.

La novela es el resultado de la observación y percepción del autor sobre vivir en la calle. La historia se desarrolla a partir de un beso que la Maguana robó a un muchacho que visita con frecuencia los bares de la Zona Norte. A raíz de este acto, varios personajes que son parte del contexto comienzan a compartir sus  historias de vida en la ciudad de Tijuana.

El Bordo, la Plaza Santa Cecilia, el Parque Teniente Guerrero, entre muchos otros lugares del Centro son los escenarios que albergan las historias de esta novela. Aquí, los personajes se enfrentan a situaciones como el desprecio, la opresión del gobierno y una de las principales problemáticas, la despersonalización por parte de la sociedad, aunque buscan sobrellevarlos y enfrentarse a ellos con la única enseñanza que conocen, la callejera.

“Dentro de las situaciones abyectas y feas que plantea el libro, también hay cosas bonitas que en ocasiones se  nos olvidan, por ejemplo, un niño de la calle que se enamora de una niña de la calle y que quiere ser mejor por eso, o la misma Maguana que tiene ganas de un beso y se lo roba y se pone feliz con eso, eso es bello”, nos comenta el autor.

 “[Este libro] no se ha escrito con la intención de ser del agrado de todos debido a la temática que maneja”, agrega Méndez. Él busca que el lector se cuestione a sí mismo ¿En qué punto comienzan a ser importantes las historias individuales de las personas y dignas de comentarse? Enfatiza que los escenarios turbios de la ciudad no se limitan a un callejón, una plaza o un canal, sino que están en todos lados ya que los ciudadanos actualmente se encuentran inmersos en una búsqueda de la comodidad y los lujos, dejando de lado todo aquello que rompe con el orden.

“Lo que se plantea en el libro es que cada persona es un alma que tiene el poder de decidir lo que cree. Cuando uno enfrenta cosas difíciles, cuando uno conoce el rigor de la vida puede cambiar su manera de pensar y de relacionarse con los demás. Para mí es como una protesta innata la manera de actuar de los indigentes ya que rompen con un orden que nos destruye como sociedad”, finalizó Pedro.

Este libro se encuentra a la venta en la Librería de Gerardo y El Grafógrafo por $70 pesos, aunque también realizan envíos a otras partes de la república vía Mexpost. Contacta al autor para más detalles.

Comentarios