Para Juan Pablo Corcuera, vocalista de la banda jalisciense Technicolor Fabrics, Donald Trump representa el absurdo de la humanidad, además de la decadencia e ignorancia del pueblo norteamericano, ya que el cúmulo de ideas, acciones y formas en que se ha venido manifestado y haciendo política en contra de los mexicanos, así lo demuestran.

Si bien, la banda de la que él forma parte, que este próximo sábado 1 de abril se presentará en el Black Box Tijuana, no se caracteriza por tener un tinte o corte político, pues no es esa la naturaleza del proyecto, personalmente creo que ese tipo de cosas normalmente se van repitiendo en la historia, porque siempre los imperios llegan a un pico y después descienden a un punto de decadencia, como lo es ahora el mismo Trump.

En entrevista que le realizamos con motivo de su visita a esta ciudad, Juan Pablo compartió que precisamente eso les provoca  muchas ganas de estar por acá, sobre todo ahora en tiempos de Donald Trump, porque suena mucho más interesante ver cómo se vive todo ese panorama en la ciudad más transitada del mundo.

En ese aspecto, comenta que Technicolor Fabrics siempre se ha caracterizado por ser una banda que busca un espacio de reflexión y de auto observación, es decir, que el espectador a través de escuchar sus canciones y letras, tengan un punto de reflexión no solo a este tipo de cosas, sino a la vida misma en general.

Principalmente, dice, porque “creemos que el cambio viene de uno, de transformar nuestras creencias y actitudes que generan una ola de negatividad o una energía que no genera vida o un buen entendimiento entre las personas, y la música de Technicolor Fabrics busca eso primordialmente”.

Esta será la segunda vez que la banda visite Tijuana, después de cinco años de no estar por acá lo cual les llena de emoción y esperan que también a sus fans, con quienes van a estar compartiendo rolas del disco Bahía Santiago, que su más reciente material, además de las canciones más representativas de la banda.

Su presentación se enmarca en parte del cierre de gira y eso, comparte, les hace pensar llegar acá con toda la energía y actitud, porque para él siempre los cierres de gira son muy festivos y muy nostálgicos a la vez, pues representan el cierre de un ciclo de varios años porque desde que concibes las canciones, hasta que las grabas, las presentas y das una gira es un tiempo muy largo, el cual se llena de retos, alegrías, miedos y de todo, “es como una licuadora llena de emociones y acontecimientos”.

Y que mejor que celebrar este cierre con gente tan festiva y alegre como es la de Tijuana, me comparte, ya que después de cinco años de no estar por acá tienen una expectativa muy grande de regresar, de reconectarse con las personas que los vieron acá por primera vez y compartir también con el nuevo público, porque “el hecho de que haya nuevos oídos siempre es muy reconfortante porque al final la música es para compartirse y mientras más personas escuchen y se sensibilicen con lo nuestro a nosotros nos llena de alegría”.

Juan pablo comparte que actualmente la banda, conformada también por Joaquín Martínez Negrete, Raúl Cabrera, Abraham López y Dan Salazar, está trabajando en nuevas canciones para un nuevo material que les gustaría sacarlo lo más pronto posible, pero cree que “las buenas cosas requieren de un tiempo de cocción para que tengan el impacto que queremos”, por ello esperarán un tiempo más a que sea el momento idóneo.

Mientras su nuevo disco llega y para no hacer tan larga la espera, la gente de Tijuana los podrá disfrutar este próximo sábado 1 de abril en el conocido Black Box, que se ubica en la Revolución, casi esquina con la Calle Sexta.

Comentarios