La cantautora tijuanense Isabel Inzunza nos presenta su nuevo material a manera de EP; cinco canciones con una tonalidad distintiva y uniforme, dándole un hilo conceptual, musicalmente hablando, al compilado de temas que conforman este álbum titulado Crisálida.

 

Por Jorge Castro

 

Hablar de Isabel Inzunza es hablar de alguien que ha estado trabajando como solista desde hace ya algunos años y con este material deja entrever un parteaguas en su carrera. El resultado de la constancia y el esfuerzo nos muestran un trabajo bastante sólido, contando con el apoyo de Mauricio Ruíz –miembro de la renombrada banda Entre Desiertos-  quien participó en la composición y arreglos de las canciones.

El título de esta obra hace alusión a la transformación y evolución que la artista ha mostrado a partir de los años en que tocaba covers con un ukelele, hasta hoy en día, que alterna entre dicho instrumento y la guitarra eléctrica, contando también con un backing band que la apoya arriba del escenario.

Algunas de las canciones que se desprenden de Crisálida, son temas que ya tenían vida desde antes, pero partiendo del concepto de transformación, estas tomaron una nueva forma al momento de la grabación del EP.

“Lobo Feroz”, tema con el que arranca este álbum, es una de las canciones más movidas, junto con “Boom Boom”, con arreglos instrumentales que nos hace recordar a The Smiths en sus momentos más bailables. A pesar de tener una estructura similar la una con la otra, en “Lobo Feroz” podemos distinguir un toque melancólico, de añoranza, en el que el catalizador es la pérdida de algo irremplazable; por el contrario, con “Boom Boom” nos topamos con una temática más optimista por haber encontrado aquello que te llama en la vida y luchar para llegar a ello. Ideas contrarias, presentadas con una vestimenta similar.

Lo mismo pasa con “Gris” y “Yo No Sé”, que decididamente son los temas más melancólicos de todo el disco. No son precisamente parecidas en cuanto a composición, pero emanan un aura de una tonalidad similar; tal vez “Yo No Sé” siendo el tema que le da fin al EP y que tiene el color más oscuro, remitiéndonos a canciones de Beach House o de Mazzy Star.

En todo el disco hay un común denominador, sin embargo, este EP es más que la suma de todas sus partes. Cada canción es un matiz diferente en la paleta de colores que brotan al darle play a esta obra.

Comentarios