Entre esa extensa variedad de bandas mexicanas que salieron a decirnos ¡hola! estos últimos años encontramos a cuatro chicos que comparten no solo la pasión por la música sino un gran amor que los une para crear y contagiarnos toda esa buena vibra que se cargan.

 

Santiago Mijares (voz y sintetizadores),  Marco Carrión (guitarra), Patricio Mijares (bajo) y Gerardo Beltrán (batería) son Big Big Love, una bandita de CDMX que lanzó a la luz su primer álbum a principios de abril, siendo sin duda, uno de los mejores álbumes independientes mexicanos de este año.  Esfuerzo,  dedicación, paciencia, ideas que vuelan para quedar plasmadas en once tracks que te ponen a viajar por ese hermoso universo llamado “Friendship”.  

Nos enteramos que darían fin a su tour en Tijuana y obviamente ERIZO se lanzó para platicar un ratito con ellos.

ERIZO (E): Es la primera vez que nos visitan ¿Qué les parece Tijuana?

Santiago (S): Los taquitos son deliciosos (risas). Es una ciudad muy chida, tiene una onda algo extraña por el hecho de estar conformada un poco por inmigrantes y turistas, es una onda medio ecléctica, la cultura mexicana con un toque de Estados Unidos.

Marco (M): Eso es lo que a mí me encanta de aquí, Tijuana es súper diversa.

 

E: ¿De dónde surgió la idea llamar a su proyecto Big Big Love?

S: Una vez vimos a unos chicos despidiéndose diciendo “Big Big Love” y nos dimos cuenta que lo usan bastante, después escuchamos “Gigantic” de Pixies y nos gustó llamarlo de esa forma, en realidad nunca pensamos demasiado en el nombre de la banda, solo necesitábamos algo para sacar nuestra música ¡ya!

 

E: Su primer EP vio la luz en 2012 y a partir de eso estuvieron mandando pequeñas señales con un single por año hasta 2014, en el presente año al fin pudimos escuchar  “Friendship”, su primer álbum ¿Cuál fue el motivo para esperar dos años en compartir nueva música?

S: Creo que en parte es porque nos volvimos demasiado perfeccionistas en lo que hacíamos.

M: Al principio del EP yo no formaba parte de la banda, eran mis amigos y los veía tocar, me encantaba, después entré tocando la guitarra y nos tomamos tiempo para poder crear cosas nuevas. En ese lapso escuchamos cosas distintas, aprendimos y crecimos como banda, eso nos ayudó a cambiar un poco la manera de hacer música.

Gera (G):  Patsy y yo éramos más pequeños,  grabé el EP cuando tenía 14 años, entonces creo que ese tiempo nos ayudó a crecer como personas y a madurar musicalmente.

 

E: ¿Dirían que la entrada de Marco a Big Big Love fue un suceso importante para la banda?

G: Sí, lo más importante es que Marco le dio algo más que esencial a la banda, un toque muy chido y fino.

S: Marco mezcló nuestro álbum y yo digo que si él hubiera hecho todo ese trabajo como en un telar sería como esas telas hermosas de seda llenas de detalles (risas).

 

E: ¿Qué fue lo más difícil de grabar en “Friendship”?

M: Todo el proceso; poder lograr que nuestra música sonara como estaba en nuestras cabezas, para poder hacerlo tienes que tener un buen de equipo y casi todo el disco lo grabamos en nuestras casas (risas).

 

E: Hablemos un poquito de este álbum ¿Cómo denominan a “Friendship”?

M: Es pasión y hermandad, pasión en cuanto a la música, en cuanto a la amistad que tenemos. Pasamos bastantes cosas, frustraciones, todo ese esfuerzo es lo que tratamos de plasmar en el disco.

 

E: ¿Cuánto tiempo llevan siendo amigos?

S: Patsy es mi hermano, así que llevamos 19 años juntos. Gera y Patsy son mejores amigos desde pre-primaria. Y Marco y yo somos amigos desde secundaria, hemos estado juntos casi toda nuestra vida y queremos estar juntos lo que le resta.

15110995_1325985147474628_1930784924469542239_o

Fotografía vía Facebook @Big Big Love

E: Patsy y Gera, ¿qué se siente haber empezado tan pequeños en este proyecto y ya estar toureando incluso en otro país?

Patsy (P): Es lo más chido, no siento que es algo adelantado, creo que es justo porque le echamos muchas ganas, pero de repente si pienso cosas como “no puede ser que haya hecho tanto y apenas tengo 20 años”.

G: Siento lo mismo que todos, a pesar de tener 6 años en diferencia de edades no me siento como “un chavito”  porque crecimos juntos, así que no hay edades.

S: Lo único raro fue que en EUA no podían quedarse a tomar después de tocar (risas).

 

E: Se aventaron su primera gira por USA ¿A dónde fueron?

S: ¡Uy! Estuvo increíble, empezamos en Portland, luego Oakland, San José, San Francisco, tuvimos dos tocadas en Los Ángeles,  nos vinimos hasta Ensenada y acaba nuestra gira acá en Tijuana, está increíble acabarla en una ciudad tan chida. Fue una gira pesada pero estuvo muy bonito, creo que ha sido una de las experiencias más bonitas que hemos vivido.  

 

E: Estuvieron por allá en una etapa complicada referente al proceso electoral ¿Alguna anécdota u observación al respecto que quieran compartirnos?

G: Sí, en Portland la gente es muy chida pero cuando fuimos bajando se sentía una vibra muy diferente al martes pasado que fue lo de Trump, ese momento no sé si era como nuestro propia percepción pero a mí me pareció que sí cambió un poco la vibra de la gente.

S: Nos dimos cuenta que hay demasiadas personas estadounidenses que en realidad las elecciones no les preocupan, ni lo que pasaba, no votan, era como “no nos importa”.

 

E: ¿Alguna de esas situaciones en su gira podría inspirar a Big Big Love a crear algo nuevo?

S: Claro, cada día que pasa puede inspirarte a crear cosas nuevas, desde un día feliz hasta el peor día del mundo, creo que obviamente nos va a inspirar a crear y tocar más chido, “pinche Trump” (risas).

bbl4

Big Big Love en Tijuana. Fotografía por Brianda Araujo.

E: ¿Qué música los acompañó en su gira?

M: Hay una banda en CDMX que es de mis favoritas y va a sacar un disco en el que ayudé a hacer la mezcla, se llama “Minor Shadows” y está increíble.

P: Les recomiendo a todas las bandas que están en la escena,  “Hawaiian Gremlins”, “Little Jesus”, todos (risas). Hay una banda de culto en CDMX llamada “Little Ethiopia” y es de mis favoritas.

G: Yo me voy a ir con “Los karkis”, cuando estén enfiestándose pónganlos, es lo que más escuchamos en la gira (risas).

 

E: De las bandas en Tijuana que conocen, ¿tienen alguna favorita?

S: “Mint Field” y “Vaya Futuro”,  creo que son de las mejores bandas que hay en la escena mexicana actualmente.

M: Sí, yo también iba a decir “Mint Field” porque ya es como mi banda favorita (risas).

 

E: ¿Algún mensaje para quienes leerán esta entrevista?

S: Cuiden a su país, cuiden a su ciudad, también es importante cuidar a los animales y mantenerse unidos.  Estar en EUA nos hizo ver que hay muchas comunidades, culturas y la comunidad latina no está tan unida o si lo está, pero no en nuestro país.

M: Los mexicanos a veces tendemos a no trabajar en equipo, creo que podríamos hacer algo mejor por nuestro país.

 

Big Big Love no es sólo una banda, es una familia que comparte su amor a través de riffs soñadores, percusiones sorprendentes, un compuesto de elementos musicales que te encantarán y demasiada energía que transmiten estos chicos al pararse en un escenario.

Si aún no le has dado una escuchada a “Friendship”, recomendamos te pongas tus audífonos, salgas a caminar un rato, pasear en bici o incluso tirarte en el piso de tu habitación para sumergirte en este grandioso álbum.

“FRIENDSHIP ISN’T A SHIP AT ALL”  pero sí es lo que mueve a Big Big Love a seguir  creciendo, creando, compartiendo, a seguir siendo parte de una divertida experiencia de vida.

Comentarios