Algunos dicen que primavera es el significado que se le da al primer verdor del año. Para mí la primavera tiene un significado aún mayor y un poco más profundo, ya que evoca al fin de un ciclo e inicio de uno nuevo, que trae consigo renovación. Los estragos del invierno quedan atrás, y podemos al fin recibir los rayos del astro rey a full. Termina aquel sufrimiento por el cual tu trasero cálido pasa al sentarte en las mañanas en el frío trono. Como decía el gran Chalino, “ya se fueron las nieves de enero”.

 

Texto por Marco Ultreras.

 

Y así como nuestro planeta sufre estos cambios radicales en el clima, y transmuta a flores y mucho sol, esta primavera también significa una renovación para su humilde servidor. Estas son las primeras palabras que el click-clack del teclado de mi lap plasma para un medio después de más de 3 años. Años en los cuales pasaron mil cosas y que no me voy a detener a vomitárselas, ya que ahora no es el momento. Lo importante es estar de nuevo en esto que me gusta mucho; transmitir mis particulares gustos musicales, en esta ocasión con una particular lista de rolas primaverales.

 

The Polyphonic Spree – It’s the sun

Qué mejor que arrancar con esta espectacular y orquestal oda al sol que con los carnales de The Polyphonic Spree, –que más que banda parecen en conjunto una secta extraña adoradora de extraterrestes-, hace ya casi 15 años que dieron mucho de qué hablar con su espectacular arranque musical con The Beginning Stages of… (2002), producción en la cual encontramos la rola en cuestión y que también algunos identificarán en el Soundtrack de Eternal Sunshine of the Spotless Mind. Se recomienda para salir a tu azotea y recibir la energía del sol en su esplendor, y sí, te verás igual de loco como ellos, pero watdegel.

 

Rancid – Time bomb

¿A quién no le prende el ska en estas épocas de sol? Suena hasta como música para baile de agradecimiento a algún particular dios por eliminar el frío. Rancid, estos punk´s californianos que de vez en cuando se aventaban una rola ska evocando a los Specials, y el resultado siempre fue genial. Se recomienda para amenizar tu primer peda primaveral, al son de “black coat, White shoes, black hat, Cadillac…”.

 

Cornelius – Stair Fruits Surf Rider

Me considero amante empedernido de Fantasma (1997) de Corneluis, increíblemente no lo tengo en formato físico, y siempre he añorado tener la versión en vinil. Este japonés logró captar la atención del planeta con esta hermosa mezcla de ritmos, sonidos y géneros, que representan un antes y un después en la música nipona contemporánea. Se recomienda para que sea la primera rola matutina y despertar con energía cantando en japinglés el coro “staaaaail fluuuuuut suuuuff laaaaaideeeeel”.

 

XTC – Grass

Y a quién no se le antoja estar acostado en el pasto, así nada más, disfrutando la naturaleza, echando la hueva, dando vueltas con tu pareja o simplemente reflexionando. Precisamente es de lo que habla Grass, de aquellas “cosas locas que hacías en el pasto” –o con otro tipo de grass, If u know what I mean-. XTC era de aquellas bandas ochenteras que se diferenciaban de las que rápido encasillabas en el pop o la new-wave inglesa. En ese entonces acuñaron el término sofistypop junto con bandas como Prefab Sprout, en donde brillaban con sus producciones más elaboradas, conceptuales y artsy. Recomendada para obviamente echarse al pasto y escuchar en unos buenos audífonos.

 

Cerati/Melero – Vuelta por el Universo

Iba a listar Primavera 0 de Soda Stéreo, pero la neta era como muy obvia la canción. Mejor les dejo la pieza que abre el espectacular Colores Santos (1992), producción en conjunto entre Gustavo Cerati y su teclista de cabecera con Soda Stéreo, Daniel Melero. Si en términos cineastas estuviéramos hablando, Colores Santos es la precuela de Dynamo, y en su momento anticipó el sonido del que a mi parecer es el disco definitivo del Rock en español. El Dream-pop, Rave, Madchester, eran géneros y sonidos que en esa época no se masticaban muy bien en Latinoamérica, por eso su importancia. Siempre a la vanguardia, Melero se hacía cargo de las secuencias electrónicas y creaba las atmósferas ideales para que Cerati le pusiera letra a estos poemas sonoros. Vuelta por el Universo se recomienda por la noche, orita que no hace frijol, para contemplar las estrellas y dejarte llevar.

 

MULA – Diamantes

¿Y a poco creían que era un chavo ruco que no escuchaba cosas nuevas? Lo único que se de MULA es que es un trío de mujeres de República Dominicana, que le entran sabroso al electro con algunos sonidos con raíces latinas –merengue por ejemplo– y algo de trap para amenizar las pistas latinas más under. Se recomienda para ir a una fiesta hípster e irrumpir apoderándose del YouTube, para poner a bailar a todos esos gafapastas barbudos.

 

Super Furry Animals – Slow Life

Desde el trip que te avientas con el video en el alargado inicio electrónico –con advertencia de un ataque epiléptico incluida-, y cuando llegas a los acordes de guitarra, pasando por el puente y coro, esta rola es épica, y para mí la mejor de los galeses. Y no me digan que no se acuerdan de ella en la peli 9 Songs (2004), de Michael Winterbottom. De seguro no verdad cochinotes por andar viendo las escenas de sexo desenfrenado. Sucede ser una de las nueve bandas que dan concierto elegidas para la película y precisamente esta es la rola que tocan. Recomendada para escuchar viajando en automóvil, y disfrutar de las verdes carreteras de tu lugar de procedencia.  

 

Supergrass – Alright

Ya llovió desde este super hit británico noventero. Dos o tres acordes y mucha actitud bastaron para hacer de esta rola una de las fundamentales de Brit-pop. Desgraciadamente para Supergrass no pasó de ser un one-hit-wonder, aunque para mí es una banda muy respetable y con muchas buenas rolas. Súper recomendable para llevarla en audífonos andando en bici en un floreado campo con la energía positiva y alegre al 100. Simple y pegajosa.

 

Los Mundos – El sol no sabe

Directo del under mexicano llega esta bandota llamada Los Mundos, cuyo trabajo se ha ido consolidando con el paso de los años, desde su formación en 2011, definiendo su sonido con influencias del Shoegaze, Dream-Pop y Noise. Llenos de muchas referencias, desde Jesus & Mary Chain, pasando por Spacemen 3 y hasta The Horrors citando a lo más actual, este dúo regio es de lo mejor que ha dado la escena mexicana independiente en los últimos años. Recomendada obviamente para la playa, así tal cual: “Escoge una rola para bailar, que nos represente, escoge un lugar para fumar, ¿ya tienes uno en mente?, escoge un bar para tomar, alguna bebida fuerte, esta vez sí trajiste tus lentes”.

 

The Cure – Mint Car

Un poema a la felicidad, al sol, al amor. ¿Quién dijo que los darkys no aman y disfrutan las puestas de sol? Yo creo que en Inglaterra por muy dark que seas, el día que sale el sol, te dan ganas de escribir una rola como la de mi consentido Robert. Para cerrar con broche de oro mi retorno a las letras, les dejo esta joya que les recomiendo para cualquier día de la primavera, para que abracen al sol.


Marco Ultreras (Tepic, Nayarit) estudió en el TEC Tepic, es subdirector de la revista Clarimonda, colaboró con el sitio regióncuatro.net 

Comentarios